Alumnos de Derecho y Políticas se quejan del cambio de calendario

Estudiantes del doble grado denuncian «desventajas» porque al elegir una facultad el modelo cerrado y la otra el abierto, simultanearán exámenes con clases

ANDREA G. PARRAGRANADA

«Tenemos todas las desventajas. El resto de titulaciones tienen ventajas y desventajas de cada modelo, pero nosotros tenemos las desventajas del calendario cerrado y del calendario abierto». Así de tajante se muestra Marta Lucena, alumna de tercero del doble grado en Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Granada (UGR). Es miembro de la asociación Adrede de la facultad de la calle Rector López Argüeta y de la junta de centro de la misma. Tienen clases en la Facultad de Derecho, que ha elegido un calendario de exámenes para el curso 2017-2018 abierto; y en Ciencias Políticas, que tendrá un modelo cerrado.

Esta decisión ha provocado una situación de intranquilidad entre los alumnos, que no aprecian que se haya tenido en cuenta sus necesidades. Marta Lucena apunta que hace tiempo que advirtieron que si en cada junta de facultad se elegía diferente, iban a tener dificultades. «Nos dijeron que nos tranquilizáramos que se buscaría una solución, pero al final no ha sido así. Nos han dicho que son compatibles, pero tendremos exámenes de recuperación y clases a la misma vez», apostilla Lucena.

La circunstancia es que el próximo curso, y los siguientes si se sigue con el mismo plan de trabajo, los estudiantes de este doble grado en Derecho y Ciencias Políticas tendrán en el primer cuatrimestre exámenes de recuperación de la Facultad de Ciencias Políticas y clases en Derecho a la misma vez. En el segundo cuatrimestre tendrán clases de Políticas y las pruebas extraordinarias de Derecho.

Marta Lucena Estudiante «La UGR dice que apuesta por las dobles titulaciones pero situaciones como esta asustan a cualquiera»

La junta de facultad o de escuela ha elegido cada una el calendario que han creído más oportuno. Los que tengan modelos abiertos terminan las clases el día 22 de diciembre. Empiezan los exámenes ordinarios el día 10 de enero y finalizan el 26 del mismo mes. Las clases del segundo semestre se inician el día 29 de enero. La convocatoria ordinaria del segundo semestre será del 17 de mayo al seis de junio. La convocatoria extraordinaria del primer y segundo semestre se hará del 18 de junio al seis de julio.

En el caso de los calendarios cerrados se terminarán las clases del primer semestre el día 22 de diciembre también. La evaluación ordinaria será del 11 al 24 de enero. La convocatoria extraordinaria será del 1 al 14 de febrero. En el segundo semestre las clases comienzan el día 15 de febrero. La evaluación ordinaria será del seis de junio al 20 de junio. La extraordinaria será del 28 de junio al seis de julio.

En todas estas fechas, los estudiantes de la doble titulación en Derecho y Políticas tendrán clases y exámenes. «La UGR dice que apuesta por las dobles titulaciones, pero situaciones como estas hacen un flaco favor. Esto asusta a cualquiera», lamenta Marta Lucena.

La estudiante avanza que están preparando presentar en septiembre una queja en el vicerrectorado de Ordenación Académica. Pedirán que se unifiquen en los dos centros los modelos.

En la Escuela de Informática y Económicas también hay otra doble titulación que sufrirá esta situación. «Empresariales y nosotros tenemos modelos distintos y eso afectará a los estudiantes del doble grado que al terminar los exámenes del primer semestre, mientras están haciendo los exámenes extraordinarios de Informática estarán comenzando las clases de segundo semestre de Administración y Dirección de Empresas y en el segundo semestre mientras están con los exámenes ordinarios de Administración y Dirección de Empresas estarán terminando sus clases de segundo semestre de Informática», explica el director de la Escuela de Informática y Telecomunicaciones, Joaquín Fernández-Valdivia.

«El problema se diluye un poco porque las clases se dan en días estancos, es decir, están en un centro dos días completos y tres en el otro en un cuatrimestre y al revés en el otro. Por tanto, las clases no chocan con los exámenes. Estarán dando clase dos días y examinándose tres o viceversa las dos semanas que duren los exámenes ordinarios o extraordinarios según el caso. Ya están fijados los calendarios de exámenes en los dos centros de forma coordinada y todo ha ido perfecto a la hora de cuadrar fechas», detalla.

«Intentaremos paliar en lo posible entre todos un problema que era inevitable si no hay un calendario unificado y se deja elegir calendario a los centros y dos de ellos que comparten doble grado eligen calendarios distintos. En nuestro caso, afecta a 40 estudiantes del doble grado Informática-ADE», avanza. Admite que el problema de ir a semestre cambiado termina resolviéndose, «pero hay que reconocer que no es lo mejor para los estudiantes».

Fotos

Vídeos