La UGR y el SAS se alían para mejorar los cuidados a los pacientes con cáncer

Unidad de apoyo al paciente oncológico en el PTS. /Ramón L. Pérez
Unidad de apoyo al paciente oncológico en el PTS. / Ramón L. Pérez

La unidad de apoyo al paciente oncológico se ubica en el PTS y ofrece programas de ejercicio físico y la fisioterapia con base científica

ANDREA G. PARRAGRANADA

Inma Rosales se ejercita en la anti-gravity treadmill, una máquina en la que va caminando como en el espacio exterior. Es usuaria de la unidad de apoyo al paciente oncológico de la Universidad de Granada (UGR), que se ubica en el edificio universitario de servicios centrales del Parque Tecnológico de la Salud (PTS). «Fue de colon», responde mientras atiende a los periodistas para explicar cómo está siendo su experiencia con el grupo de investigación Cuídate, cuyo coordinador es el catedrático de Fisioterapia, Manuel Arroyo.

José Alfredo Baca también fue diagnosticado de colon y después de los tratamientos en el hospital y de que «la cosa parece que va bien», está yendo a este nuevo servicio, pionero en Granada y en la comunidad autónoma andaluza.

Baca recalca que este programa le está permitiendo conocer su cuerpo con las nuevas circunstancias. «Me ha ayudado bastante a nivel físico y psicológico, que es fundamental. Me ha ayudado -reitera- a continuar con esta lucha que afecta muy duramente». Morales, por su parte, pone de manifiesto la importancia de ir a hacer ejercicio físico y fisioterapia y a compartir con otras personas que están pasando por lo mismo. Ningún cáncer, aunque sea de colon, mama, hígado... es igual al otro, pero el apoyo de grupo y la asistencia de los profesionales de la fisioterapia y la actividad física es en este caso fundamental.

Inma Morales relata cómo desde que participa en este programa de la Universidad granadina se siente menos fatigada y le ha ayudado también a la hora de ir al baño. Baca pide que haya una continuidad y subraya la importancia de programas de recuperación.

La Universidad granadina y el Servicio Andaluz de Salud presentaron ayer la unidad de apoyo al paciente oncológico (Uapo) Cuídate, una iniciativa para la atención clínica del paciente de cáncer que cuenta con la colaboración de la Unidad de Oncología del Hospital Universitario Virgen de la Nieves. En este nuevo servicio se compagina perfectamente el binomio científico con el de asistencia sanitaria. Es un claro ejemplo de transferencia del conocimiento a una aplicación directa al ciudadano.

El grupo del profesor Manuel Arroyo trabaja con programas de atención a pacientes con cáncer desde hace una década pero ahora se da un paso más con la puesta en marcha de esta unidad para poder tener una vida plena a nivel social, físico y laboral. En sus investigaciones y trabajos queda patente que la atención que desarrollan tiene unos efectos muy positivos en la recuperación, tras los tratamientos en el hospital (quimioterapia, radioterapia...), de la persona que ha sido diagnosticada de cáncer. La unidad de apoyo al paciente oncológico, en la que ayer personas del programa de cáncer de colon, aunque hay otros programas de tumores diferentes, hacían sentadillas, se pasaban la pelota... y sonreían a la vida, está integrada por profesores universitarios y por alumnos de grado y másteres.

Grupo Cuídate

Esta unidad es el resultado de un convenio de colaboración entre el SAS y el Instituto de Investigación Deporte y Salud de la UGR (iMUDS), a través del grupo de investigación Cuídate. El objetivo de los programas es aliviar y mejorar la calidad de vida de personas que han sido diagnosticadas de un cáncer. Lo hacen a través del ejercicio físico y la fisioterapia. Para ello, pretende prevenir y tratar los efectos secundarios asociados al cáncer y a su tratamiento, así como innovar en recursos y servicios en el campo de la oncología para ofrecer apoyo de máxima calidad a los pacientes desde una perspectiva multiprofesional.

En la unidad hay aparatos como el denominado anti-gravity treadmill, que ayuda a personas con metástasis, por ejemplo, a hacer ejercicio y aliviar el dolor; también hay ecógrafo, electroterapia, aparatos de biofeedback, equipo de presoterapia, camillas hidráulicas, aparato láser, plataforma de salto, aparato de electrolisis percutánea intratisular, entre otros.

Arroyo detalló que la colaboración con el SAS surgió hace aproximadamente diez años, «dando lugar ahora a esta unidad de apoyo, única en Andalucía, que busca compatibilizar el binomio asistencia sanitaria e investigación para asistir al paciente oncológico en su recuperación». En esta década han desarrollado diferentes investigaciones en las que también han trabajado con pacientes.

En la presentación estuvo, además, el director del Servicio de Salud y Prevención de Riesgos Laborales de la UGR, Javier Machado; la directora gerente del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, Pilar Espejo; y el director de la Unidad de Oncología de este hospital, José Expósito. Este último avanzó que se beneficiarán entre 200 y 250 pacientes en este primer año de la Unidad de Atención al Paciente Oncológico de la UGR en el edificio de servicios centrales del PTS.

Esta unidad se ha marcado como metas trabajar para prevenir y tratar los efectos secundarios asociados al cáncer y a su tratamiento, ser un centro de confianza y referencia para los pacientes, sus familias y para los profesionales del ámbito y generar investigación de calidad como camino hacia la excelencia, entre otras.

Fotos

Vídeos