Advierten de que aceptar los mitos románticos puede generar violencia de género

Advierten de que aceptar los mitos románticos puede generar violencia de género

Un estudio de la Universidad de Granada señala que la mayoría de los mitos románticos relegan a las mujeres a un plano secundario, en el que el hombre tiene el deber de protegerla o someterla

EFEGRANADA

Una investigación de la Universidad de Granada revela que más del 86 % de los jóvenes creen que no se puede ser feliz sin pareja y advierte de que la aceptación de los mitos románticos, que en la mayoría de ocasiones relegan a la mujer a un plano secundario, puede desembocar en violencia de género.

El estudio, desarrollado por investigadores de las facultades de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada, ha advertido del peligro que conlleva aceptar determinados mitos románticos entre los jóvenes y ha apuntado cómo pueden dar lugar a casos de violencia de género.

Los investigadores han evaluado cómo interiorizan los falsos mitos del amor romántico jóvenes de entre 18 y 35 años gracias a una encuesta realizada a 153 participantes.

Alrededor del 70 % de ellos cree que "el amor lo puede todo", "sólo existe una media naranja para mí" y "el amor es ciego", lo que refleja que estos mitos románticos están muy arraigados entre los jóvenes.

Además, solo el 13,7 % de los participantes cree que se puede llegar a ser feliz sin tener una relación, frente a un 86,3 % que opina que no se puede ser feliz sin pareja.

El profesor del departamento de Psicología Social de la Universidad de Granada José Miguel García Ramírez, que ha dirigido este proyecto de investigación, ha explicado que el principal problema es que estos mitos se consolidan entre las mujeres y a la misma vez se potencia en los hombres.

Según este estudio apoyado en encuestas, los falsos mitos del amor romántico promocionan el machismo y pueden llegar incluso a generar casos de violencia de género.

"Se debe atajar el arraigo de esta serie de mitos desde la raíz, con campañas de sensibilización que eviten estas situaciones y eduquen en valores contrarios a ellos", ha apuntado García Ramírez.

La mayoría de los mitos románticos relegan a las mujeres a un plano secundario en el que el hombre tiene el deber de protegerla o someterla, creencias que también otorgan a la mujer características como la paciencia, la dulzura, la comprensión y el rol de cuidadora en la familia, mientras el hombre deber mantener a la familia y se une a la agresividad, la valentía y la valía en el trabajo.

La investigación ha demostrado que estos mitos se aceptan entre la población joven, precisamente aquella en la que están aumentando los casos de violencia de género.

"El amor es algo diferente basado en la igualdad y el respeto mutuo, y no tiene nada que ver con los mitos románticos que se le atribuyen", ha concluido García Ramírez tras este estudio que se enmarca en una línea de trabajo que comenzó en 2014 y que sigue recabando datos con estudiantes de otras facultades.

Fotos

Vídeos