Ideal

La amenaza yihadista sobre Al Andalus es importante, según un profesor de la UNED

La amenaza yihadista sobre Al Andalus es importante, según un profesor de la UNED
  • «La importancia de Granada es grande, deriva de lo anterior, de lo evocador de la ciudad y de sus monumentos y, para los yihadistas, del hecho de que fue el último reducto de la presencia del Islam en la península», según Carlos Echeverría

El profesor de la UNED Carlos Echeverría resaltó ayer en Granada que la amenaza del yihadismo sobre Al Andalus «es importante». Echevarría hizo este análisis durante la conferencia que, con el título 'La figura de Al Andalus y su simbología para el yihadismo', pronunció ayer en un hotel de la capital.

El profesor destacó que para los yihadistas Al Ándalus tiene relevancia por haber sido tierra «fecundada en su momento y durante largo tiempo por el Islam, que dejó de serlo como efecto del éxito de la Reconquista y que, por ambos motivos, consideran que debería de volver al Islam que ellos preconizan, y de hacerlo a través del uso de la coacción y de la violencia».

Para el yihadismo, Granada tuvo y tiene una gran relevancia. «La importancia de Granada es grande, deriva de lo anterior, de lo evocador de la ciudad y de sus monumentos y, para los yihadistas, del hecho de que fue el último reducto de la presencia del Islam en la península a través del Reino Nazarí y de la necesidad de corregir aquella pérdida ahora, siglos después de haberse producido. Algo similar ocurre con Córdoba, símbolo del máximo esplendor del Islam en la península con el Califato. Ambos, Córdoba y Granada, son los referentes más instrumentalizados por el yihadismo».

Según el profesor de la UNED, la amenaza es importante «porque lo es en términos generales en nuestro vecindario inmediato (norte de África y Oriente Próximo), porque lo es en Europa con el activismo del Estado Islámico, de Al Qaida y de grupos y células asociados a uno y otro y, finalmente, porque la instrumentalización del mito de Al Ándalus hace que la amenaza sea permanente», indicó.

Captación

En el siglo XXI las herramientas para captar seguidores son también un grave problema. «Las redes sociales e Internet son hoy la vía principal de adoctrinamiento, captación, radicalización, reclutamiento y canalización de personas para vivir en el embrión califal del Estado Islámico -hoy en decadencia gracias al esfuerzo militar en marcha - y para combatir en cualquiera de los escenarios del Yihad guerrero», valoró Echeverría.

El profesor de Relaciones Internacionales de la UNED impartió la conferencia en Granada en el marco de un programa denominado Democracia, Radicalismo y Sociedad Civil. «El radicalismo islamista vive un momento de especial intensidad, y se refleja precisamente en los flujos de individuos que desde el Magreb, desde Europa Occidental, desde Rusia y el espacio exsoviético y desde otros lugares alimentan escenarios de cristalización yihadista, en Siria/Irak, en Libia, en el Sahel, etcétera», concluyó.