Ideal

El Defensor Universitario pide que se ponga freno a las chuletas tecnológicas

video

En un simple reloj puede almacenarse todo un temario.

  • "Que algunos estudiantes puedan copiar impunemente es un hecho que desarma absolutamente a un sistema educativo”, advierte

Los artículos de la Constitución que no les ha dado tiempo a estudiar. Las patologías que no saben con qué se corresponden. Las ecuaciones y los tratados que son incapaces de memorizar. Copiado en un bolígrafo de los de antaño en letra minúscula o un papelito escondido en la melena. Las chuletas de antaño no han sido desbancadas del todo, pero los aparatos electrónicos abren nuevas posibilidades.

El Defensor Universitario de la Universidad de Granada (UGR), Antonio A. Ruiz Rodríguez, ha avisado en su último informe de la necesidad de adoptar medidas preventivas ante “la proliferación de artilugios electrónicos específicamente concebidos para copiar en los exámenes”.

Al alcance de los estudiantes hay todo tipo de aparatos. El director de la Escuela de Informática y Telecomunicaciones, Joaquín Fernández Valdivia, explica que existen dispositivos microelectrónicos inalámbricos que permiten comunicaciones a distancia y que son prácticamente invisibles o dispositivos electrónicos de almacenamiento de fácil consulta y de muy pequeño tamaño (relojes, por ejemplo).

“Los desarrollos tecnológicos son imparables y ya hoy en día, tener, por ejemplo, todo un temario en un reloj inteligente y poder acceder al mismo es sencillo y barato o disponer de un dispositivo electrónico de audio que comunique con el exterior es también sencillo y barato. Pero que la tecnología esté disponible, no quiere decir que se use para estos fines”, apostilla. En este centro confían en la buena fe de sus alumnos.

En cada centro de la Universidad granadina hay historias para todos los gustos. En alguna ocasión se han destapado casos de lo más variopintos. En un centro del campus de Cartuja, por ejemplo, se descubrió durante un examen a un alumno que le estaban ‘cantando’ el tema por un pinganillo. Su cómplice estaba en el aparcamiento de la facultad.

Si te pillan te expones a un castigo. En la normativa de evaluación y de calificación de los estudiantes de la Universidad de Granada se deja claro que conlleva a un cero directo.

Por su parte, el Defensor Universitario defiende que “el que algunos estudiantes puedan copiar impunemente en un examen es un hecho que desarma absolutamente a cualquier sistema educativo, tanto más el universitario, y le priva de buena parte de su razón de ser. Desde la Universidad se expiden títulos oficiales y acreditamos ante la sociedad que nuestros egresados han adquirido los conocimientos, destrezas y capacidades que esos títulos atestiguan”.