Ideal

Aprobado el Plan de Ordenación Docente para el curso 2017/2018

Aprobado el Plan de Ordenación Docente para el curso 2017/2018

  • Establece los criterios generales de organización de la docencia en la Universidad de Granada

El Plan de Ordenación Docente (POD) es el documento que define las normas y criterios por los que se debe regir la docencia de enseñanzas oficiales de las titulaciones al amparo de la LRU (titulaciones en extinción) y de las titulaciones de grado y de másteres universitarios.

Incorpora como novedades que se actualiza el personal investigador que podrá prestar colaboraciones docentes. También se matiza el desarrollo de las tutorías para prestar una mejor atención a los estudiantes, atendiendo a las recomendaciones del Defensor Universitario, y se establece un mecanismo ágil y eficaz para asegurar las sustituciones en docencia de Másteres.

Además en el documento se recoge que se establece un plazo diferenciado en el calendario de ordenación académica para la solicitud de necesidades docentes en los diferentes campus, con la finalidad de acelerar el proceso de contratación de profesorado, se establecen nuevas compensaciones docentes para coordinación de estudiantes en programas de movilidad internacional y se establecen nuevas compensaciones docentes para tutela de estudiantes con discapacidad u otras necesidades especiales de apoyo educativo.

Otra de las novedades es que se introduce una medida para facilitar la actividad académica del profesorado que no haya obtenido evaluación positiva del último sexenio y del profesorado con más de 60 años en determinadas condiciones.

En el transcurso de la sesión del Consejo de Gobierno del pasado 17 de marzo en el que se aprobó el POD, la rectora Pilar Aranda reiteró su voluntad de seguir estudiando cómo flexibilizar los efectos del Real Decreto en lo referente al profesorado con potencial docente de 32 créditos, reafirmando su compromiso de defender en la Mesa de Negociación de Andalucía que se establezcan para todas las Universidades las medidas pertinentes que hagan viable una reducción progresiva del profesorado con un potencial de 32 créditos. Al mismo tiempo, se comprometió a exigir la financiación suficiente para que, en el ejercicio de la autonomía universitaria, el profesorado de la UGR no tenga una dedicación superior a los 24 créditos.