Ideal

Los alumnos de Filosofía y Letras abandonan también su encierro en la UGR

video

Momento en el que alumnos de la protesta de Ciencias abandonaban la facultad / Alfredo Aguilar

  • La Universidad había emitido un comunicado avisando de que no iba a admitir "coacción alguna"

Los alumnos de la UGR que se mantenían atrincherados en la facultad de Filosofía y Letras han decidido abandonar también su protesta como ya hicieran los que protestaron durante casi una semana de encierro en Ciencias. La protesta en la facultad de letras se había iniciado el jueves por la noche, si bien no ha tenido mayor recorrido ante la postura de la Universidad, que había llegado ya acuerdos con otros estudiantes, y de otros grupos de alumnos, que se desmarcaban de la acción reivindicativa que se levantaba en paralelo a las negociaciones que se mantenían entre estudiantes y UGR.

Desde su encierro en Filosofía y Letras, los estudiantes atrincherados se mantuvieron en contacto con los otros alumnos que ya habían levantado su protesta. De esas conversaciones, como ellos mismos admitían, debía salir la decisión que han tomado en este mismo momento. "Nuestro encierro está a la espera de obtener información sobre las victorias conseguidas por parte del encierro en la biblioteca de la facultad de ciencias, a través de la cual tomaremos la decisión de continuar nuestra lucha o no", decían en un comunicado previo al anuncio del fin de la protesta.

Según ha informado un portavoz de los estudiantes a Europa Press, se han mostrado de acuerdo con la "información" trasladada por sus compañeros sobre el "preacuerdo" alcanzado con el Rectorado tras una reunión en la que ha participado la rectora, Pilar Aranda, según ha indicado un portavoz del equipo de gobierno universitario que también ha confirmado que los estudiantes han procedido a desalojar la Facultad de Filosofía y Letras.

La Universidad, por su parte, se había mantenido firme en sus posiciones tras los acuerdos alcanzados con los alumnos de Ciencias y emitía un comunicado posicionándose en contra de ceder a "coacción alguna". Este es el texto íntegro que definía la postura de la UGR ante este nuevo encierro que ha durado poco más de 24 horas:

"Ante los acontecimientos relacionados con los encierros de estudiantes acaecidos durante los últimos días, el equipo de gobierno de la Universidad de Granada declara que en ningún momento admitirá coacción alguna, ni desprecio a los mecanismos y los órganos que los Estatutos de la Universidad de Granada establecen como garantía de gestión autónoma y democrática, por lo que exige el desalojo inmediato de las instalaciones ocupadas y cuyo normal uso está viéndose impedido.

Al mismo tiempo expresa su permanente voluntad de diálogo con todos los integrantes de la comunidad universitaria. Todas sus demandas recibirán siempre la atención necesaria dentro del procedimiento democrático recogido por los Estatutos de la UGR.

En este marco, confiamos en contar con la colaboración de la comunidad universitaria para identificar y corregir cuantos problemas se interpongan en la misión que corresponde a una universidad pública".