Ideal

La Universidad de Málaga impone la medalla de oro de la institución a la Universidad de Granada

  • Como reconocimiento al apoyo histórico recibido por parte de la entidad granadina, de la que dependía la UMA antes de constituirse como institución académica en 1972

En un solemne acto que se celebrará el jueves, 1 de diciembre, a las 19 horas, en el Paraninfo, la rectora de la UGR, Pilar Aranda recibirá la Medalla de Oro de la Universidad de Málaga, que se ha concedido a la Universidad de Granada como reconocimiento al apoyo histórico recibido por parte de la entidad granadina, de la que dependía la UMA antes de constituirse como institución académica en 1972.

El acto estará presidido por el rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez, acompañado por la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda; el presidente del Consejo Social de la UMA, Juan de Dios Mellado, además de los rectores de las Universidades de Sevilla, Almería, y Jaén.

El acto contará con la intervención del catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Granada, y antiguo alumno de la UMA, Lázaro Rodríguez Ariza. También intervendrá el presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo y antiguo alumno de la Universidad de Granada, José Manuel Cabra de Luna.

El reconocimiento se justifica en “la contribución extraordinaria a la implantación y desarrollo de los estudios universitarios en Málaga, que dieron lugar, en primer lugar, a la creación del Colegio Universitario en 1970, dependiente de la Universidad de Granada, y, en segundo término, a la creación de la Universidad de Málaga”. Añade el alegato que Granada “fue la principal proveedora de medios y de profesorado universitario a la institución universitaria malagueña, así como la encargada de garantizar el proceso de creación y puesta en marcha de la Universidad de Málaga. Un proceso complejo en el que incidieron una serie de circunstancias culturales, políticas y sociales, que culminaron con un sueño histórico que se remontaba al siglo XVI y que no llegó a materializarse hasta comienzos de los años setenta del siglo pasado, al que también contribuyeron de forma decisiva la Asociación de Amigos de la Universidad de Málaga”.