Ideal

Lenguas Modernas de la UGR aumenta la cifra de alumnos en francés e italiano

  • El centro de la universidad granadina en el Realejo no recupera estudiantes, aunque en el último año ha habido un repunte en algunos cursos de español

En 2011 perdieron alumnos, en 2012 ocurrió igual y en 2013, también. En 2014, a la espera de cerrar los datos definitivos, el Centro de Lenguas Modernas de la Universidad de Granada (UGR) no ha remontado, como quisiera, la cifra de estudiantes ni en sus clases de español ni en extranjeros. Ha habido algunos programas en los que ha habido repuntes, pero no en todos.

«Hemos tenido un aumento en lenguas como francés e italiano, aunque los números globales no son tan buenos como nos gustaría. Para facilitar el acceso a más estudiantes se han puesto en marcha cursos más cortos (20, 30 y 40 horas al trimestre, según las lenguas) y mayores facilidades de pago, además de mantener los precios», explica María Ángeles Lamolda González, subdirectora de Lengua Española del Centro de Lenguas Modernas.

La diferencia de matriculados en inglés y en francés o italiano es importante en los últimos años. Si en el año 2012 se matricularon 2.317 personas en la lengua de Shakespeare, en 2013 lo hicieron 1.736. Y en francés fueron 134 y 88, respectivamente. En italiano, 88 y 71, en esta comparativa anual. La diferencia en el interés por el inglés y otros idiomas ha sido más que destacable tradicionalmente.

La subdirectora de Lengua Española del Centro de Lenguas Modernas subraya que durante este año académico se van a mantener las becas del programa de capacitación lingüística, que pusieron en marcha desde el vicerrectorado de Estudiantes de la UGR. Este programa tiene el objetivo de facilitar la formación y acreditación lingüística a un «importante» número de estudiantes de la Universidad granadina. La acreditación lingüística fue uno de los 'caballos de batalla' de los universitarios el curso pasado, que en más de una manifestación pidieron que fuera gratuita.

En el Centro de Lenguas Modernas los exámenes de acreditación de B1/B2, están garantizados por Acles (Asociación de Centros de Lenguas de Enseñanza Superior) y desde este año por Cercles (que es la asociación europea en que ACLES está integrada). También en 2014 «hemos recibido el reconocimiento de la CRUE a nuestros exámenes», puntualiza.

Acreditación

Además de las lenguas extranjeras: inglés, francés, alemán, italiano, desde este año se ha puesto en marcha un examen online de español (eLADE) de B1/B2, que se ha diseñado pensando en que los estudiantes que quieran venir a España puedan hacer el examen antes. Ya se han hecho dos convocatorias (junio y septiembre). «Estas primeras convocatorias han levantado bastante expectación y esperamos que en la próxima convocatoria tengamos un mayor número de candidatos», valora Lamolda.

Por otro lado, ayudan en la acreditación de estas lenguas y con la administración de exámenes oficiales de francés (TCF), alemán (TestDAF), italiano (PLIDA), inglés (TOEFL) y español (DELE). Tanto de estos exámenes como de los propios del Centro de Lenguas Modernas, se ofrecen cursos de preparación y familiarización para facilitar la realización de todos ellos a los estudiantes. Por último, ofrecen exámenes oficiales de otras lenguas menos frecuentes como sueco (Swedex), rumano (ACLro) y japonés (Noken). La oferta es completa.

En lo que respecta a los datos de clases de español, Lamolda dice que «hemos tenido un leve crecimiento de los Cursos de Estudios Hispánicos y Lengua y Cultura Española, que son los que tienen clases durante los cuatrimestres (febrero a mayo y octubre a diciembre). Además los datos provisionales de matrícula que tenemos para febrero de 2015 son considerablemente mejores que los de 2014».

En cuanto a los Cursos de Intensivos Lengua Española han tenido una leve bajada durante los meses del curso, pero un aumento en verano (especialmente en junio y julio). Los Cursos de Lengua Española (que son los que hacen mayoritariamente los estudiantes 'Erasmus' y de otros programas de movilidad) mantienen su bajada, que viene de años anteriores, pues cada vez los estudiantes «vienen con mejor nivel de lengua».

Otro hecho destacable es que «estamos teniendo mayor diversidad de estudiantes, aunque los estadounidenses siguen siendo mayoritarios. Por ejemplo tenemos acuerdos con programas de Australia, Japón y China, que están empezando a enviar estudiantes». Algunas estadísticas de esta parcela: en 2013, los datos de 2014 aún no están cerrados, el Centro de Lenguas Modernas tuvo en sus aulas a 3.998 alumnos extranjeros, que supusieron una disminución del 8,85% en su conjunto. Sin embargo, los Cursos Intensivos de Español y los de Lengua y Cultura Españolas que realizaron durante el verano aumentaron en número de alumnos, 3,45% y 4,1%, respectivamente. «Parece que la crisis mundial lleva a los estudiantes a decantarse por programas de formación más cortos en detrimento de nuestros cursos de mayor duración».