Ideal

Los estudiantes aprueban el centro de Ciencias de la Salud en el PTS

Los alumnos celebran el estreno.
Los alumnos celebran el estreno. / Alfredo Aguilar
  • Estudiantes de Terapia, Enfermería y Fisioterapia comienzan las clases con algunas «disfunciones» en el inmueble, pero contentos con lo nuevo

El primer edificio docente del Parque Tecnológico de la Salud (PTS) ya está en marcha. A las 8.00 de la mañana de este lunes comenzaba la actividad en la Facultad de Ciencias de la Salud. Escaleras y cajas en algunos pasillos, despachos y laboratorios avisan de que aún hay algunas cuestiones que ajustar, pero por lo general los alumnos estaban contentos con el cambio.

Tatiana García, alumna de segundo de Terapia Ocupacional, estaba encantada con haber dejado atrás el viejo edificio de la avenida de Madrid por el nuevo del PTS. «El diseño es bonito, tiene terraza, zonas verdes y mucha luz», comentaba. A todo ello asentían sus compañeras Irene Latorre y Alba González.

Irene y Alba, conectadas al ordenador en uno de los pasillos que daba fe de que la red wifi funcionaba, ponían algunos 'peros'. Les había resultado un poco complicado llegar hasta el nuevo campus y después al aula. Y un detalle más: En la clase que habían estado tampoco había enchufes.

Inmaculada Domínguez y Concepción Galdeano, que cursan segundo de Enfermería, tampoco ahorraban en calificativos a la hora de 'piropear' a las nuevas instalaciones. «Está muy bien», valoraban.

«Aquí tenemos sala de lectura, ascensor, terraza, cafetería. y todo está muy bien. En el otro edificio no teníamos nada de esto», apuntaban estas dos futuras enfermeras, que no les importa tener que esperar unos días a que la cafetería abra y a que todo esté en su sitio.

El decano de la Facultad de Ciencias de la Salud granadina, Antonio Muñoz Vinuesa, explicaba que había ido todo bien. «Hemos tenido dos problemas en las aulas, en un caso porque no podíamos abrirla con la tarjeta y el otro por una cuestión con el equipo audiovisual», concretaba. «Aquí hemos tenido hoy menos problemas que un día normal en el otro edificio», decía. Añadía, además, que por lo general los profesores y el resto de personal así como el alumnado están contentos. No oculta que puede haber alguna «disfunción», pero están teniendo un buen traslado.

En la nueva Facultad de Ciencias de la Salud en el PTS cuentan con tres veces más de espacio que en la antigua. En noviembre, parte de la biblioteca Biosanitaria, lo que son fondos de Ciencias de la Salud, se trasladará al edificio de servicios centrales, ubicado justo al lado. Los laboratorios se recepcionan hoy, el salón de grados no está terminado del todo, pero poco a poco se irá poniendo todo en marcha.

Los 1.300 estudiantes de Enfermería, Fisioterapia y Terapia Ocupacional, los 118 docentes y los más de 30 trabajadores de administración y servicios están ya disfrutando de un edificio y un campus del que se habla desde hace décadas. Los proyectos en firme se presentaron en 2007 y según las fechas que se dieron por aquel entonces, debería haber estado terminado en 2010. Han tenido que esperar pero al final cuentan con un buen centro.

El nuevo edificio dispone de con 15.700 metros cuadrados, un total de 66 aulas, sala de grados (160 asientos) y sala de usos múltiples equipada. Asimismo, hay tres laboratorios y áreas de investigación subsidiaria. Todo está a estrenar. La cifra de despachos se eleva a 90.

El presupuesto de la obra del centro ha sido 21.843.000 euros, y el de equipamiento, 1.200.000 euros.

Accesos

Ciencias de la Salud es la primera en instalarse en el PTS. La siguiente será la Facultad de Medicina, cuyas obras se recepcionarán el día 20 de noviembre, según dijo el rector. Para lo que no hay fecha concreta es para el traslado. El área docente la completarán Farmacia y Odontología, para las que no hay dinero.

¿Y cómo se llega? ¿Y dónde está? Esas fueron también las preguntas más repetidas este lunes. La guía docente incluía mapas del edificio y campus, pero hubo dudas. No hubo grandes atascos. La UGR pide al Ayuntamiento que el autobús llegue a la puerta. Los problemas vendrán con los siguientes traslados.