Ideal

«Las elecciones a rector serán en mayo de 2015»

El rector hace balance de su gestión
El rector hace balance de su gestión / A. AGUILAR
  • El catedrático de Geodinámica agotará su segundo mandato y dice que no hay candidato de su equipo

Francisco González Lodeiro es desde 1981 profesor de la Universidad de Granada (UGR). En 1996 accedió al cuerpo de catedrático y desde diciembre de 2007 –la toma de posesión fue después– es rector de la institución universitaria granadina, tras ser elegido en segunda vuelta. No agotó el primer mandato. Adelantó las elecciones a mayo de 2011 y fue elegido de nuevo por amplia mayoría. A las próximas elecciones no concurrirá. Mucho se ha especulado de cuál sería la fecha elegida. Ha habido rumores de todo tipo, pero Francisco González Lodeiro seguirá, en este caso, los tiempos marcados por el mandato para llevar al Consejo de Gobierno la propuesta de nuevas elecciones a rector.

–¿Tiene ya la fecha concreta o el mes, al menos, de cuándo habrá elecciones?

–Las elecciones serán en mayo (de 2015). Tenemos que hacerlas antes del 10 de junio para que los estudiantes puedan votar y tengan aún clase.

–Siempre ha dicho que no quería elecciones en diciembre para no dejar el presupuesto hecho –como él se lo encontró en el primer mandato– al nuevo rector. ¿Cumple con lo dicho ?

–El que venga que haga sus presupuestos. De este modo tiene todo el verano para organizar el curso. Por eso las cambié. Las adelanté tres meses o cuatro en 2011. Las elecciones en la UGR, salvo tres excepciones, se han hecho en abril, mayo o en los meses de primeros de año. Con Lorenzo Morillas cambió porque había habido una impugnación de los estatutos por parte de la asociación de catedráticos. Hubo una sentencia que dio la razón a la asociación y hubo que modificar varios artículos y ampliar el mandato. Por eso se llevaron a octubre-noviembre.

–¿Habrá algún candidato a rector del equipo de gobierno actual?

–Nada, yo les pregunto, pero nada (ríe). Están en sus tareas.

–¿Hay un candidato y una candidata?

–Según dicen los rumores sí. Una me lo ha dicho a mí.

–¿Pilar Aranda?

–Sí. Y otro me preguntó que qué me parecía y le dije que cada uno...

–¿Es Indalecio Sánchez-Montesinos?

–Me lo preguntó. No me lo dijo, me lo preguntó (insiste).

–¿Hay un rumor de otra candidata?

–Sí, pero a mí no me lo ha dicho y hablo con ella con frecuencia. Es posible que salgan más.

–El curso que viene al haber elecciones dicen algunos que será más vacío de contenidos. ¿Será así?

–No. Será un buen momento porque voy a dejar las cosas para que al siguiente le facilite su gobierno.

–¿Si el siguiente tiene dinero podrá hacer muchos proyectos?

–No sé, me parece a mí que lo del dinero habrá poco –en referencia a que no cree que llegue mucho dinero porque ellos dejaran las cuentas saneadas–. En mi mandato, que ha sido de los más duros económicamente, se ha hecho en infraestructuras mucho. Hemos ido subsistiendo.

–Hablando de dinero, lo del mecenazgo está yendo muy lento...

–Sí. Está yendo despacio. Aquí y en toda España no hay esa costumbre, que es muy frecuente en el mundo anglosajón. ¿Tenemos mecenazgo? Tenemos donaciones, pero… en fin, es una cuestión que habrá que darle tiempo.

–¿Hay fecha para la resolución o alguna otra novedad en el tema de las 59 plazas impugnadas de profesor titular y catedrático?

–No hay fecha de la primera instancia y luego hay otra que es el Supremo, que tampoco hay nada, evidentemente. Ha habido resoluciones judiciales en algunas otras universidades y el fallo ha sido ahora. Nosotros estamos a la espera. Lo que pasa es que una cosa es una sentencia, que puede ser favorable o desfavorable, y otra es la ejecución de una sentencia.

–¿Pero la UGR tendrá que asumirla sea cuál sea?

–Sí, pero no todas las sentencias se ejecutan. Si nadie te pide que ejecutes.

–Entonces, ¿si hay una sentencia desfavorable se dejarían esas 59 plazas tal como están?

–Suponiendo que fuera así, pero que creo que no será así porque pienso que vamos a ganar el pleito porque está muy bien planteado. Suponiendo que fuera desfavorable habría que decirle al juez: ¿Cómo ejecuto la sentencia? Aquí no hay un tercero perjudicado y si nadie dice que la ejecutes, no la ejecutas.

–¿Lo dirá Hacienda?

–Lo tendrá que pedir Hacienda...

–¿Se supone que lo pedirá porque para eso ha interpuesto una demanda?

–Eso creía yo. Lo normal es que lo pida. Pero si se pregunta a cualquier abogado hay un alto porcentaje de sentencias que no se ejecutan en España.

–Insisto, ¿si ha denunciado lo solicitará?

–Pero a lo mejor ya no está en Haciendo el mismo titular ni partido.

–La tasa de reposición de personal docente es un tema complicado y que está asfixiando a la Universidad. ¿Hay alguna novedad?

–Se está tratando. Nos ha convocado el Ministerio para el día 23 porque hay Consejo de Universidades y es uno de los temas. El Ministerio ha ofrecido la posibilidad de un 30% más un 10% para plazas vinculadas para el tema sanitario. Lo que sabemos es que se basaría en sacar plazas de catedrático y titular que no afecten a la tasa de reposición, pero de eso nos tienen que dar más detalles. Solo podrían concurrir las personas que tengan condición de catedrático y titular, pero de otra universidad.

–¿Sería suficiente una tasa de reposición del 30%?

–No. No resuelve gran cosa. Si, por ejemplo, se jubilan 40, un 30% son 12. El número de acreditados que tenemos ahora es superior a 300. Acreditados es gente que está en disposición de poder optar a una plaza de titular o catedrático. El día 15 han convocado también para ver el tema de la acreditación al profesorado, que la quieren hacer más cualitativa. Por otra parte, el Ministerio está viendo lo de la acreditación de centros, que es un tema que preocupa, sobre todo por la proliferación de universidades virtuales.