El coche eléctrico de Mecacontrol a la espera de obtener la propiedad intelectual de Massif en Linares (Jaén)

La producción del nuevo vehículo será la segunda fase de un amplio proyecto que cuenta con el apoyo de Renault Francia

IRENE TÉLLEZLINARES.
El coche eléctrico desarrollado por el grupo Mecacontrol se basa en el modelo Massif realizado por Santana e Iveco. :: ENRIQUE/
El coche eléctrico desarrollado por el grupo Mecacontrol se basa en el modelo Massif realizado por Santana e Iveco. :: ENRIQUE

El parque empresarial de Linarejos, antiguamente de Santana, podría ser en tan sólo tres años el escenario elegido para la creación del primer vehículo eléctrico andaluz. Un proyecto para el que el director general de Industria, Jesús Candil, ha anunciado una inversión a fondo perdido de dos millones para la firma Fundiciones Mecacontrol, dependiente del grupo navarro Mecacontrol. Sin embargo, con el prototipo ya en marcha, el hándicap se sitúa en la obtención de la propiedad intelectual del último todoterreno fabricado en Santana Motor, el modelo Massif de Iveco.

«Hasta ahora no hay nada materializado pero si un proyecto firme. El coche eléctrico es un proyecto de menor rango dentro de lo que se prevé realizar en la planta linarense Fundiciones Mecacontrol, pero está pendiente de que Santana obtenga esa propiedad», ha señalado Antonio Villate, director del grupo Mecacontrol, quien subraya que mientras se realiza dicho proyecto, se ha conseguido «con éxito» el funcionamiento del prototipo existente en Navarra.

De este modo, el futuro coche eléctrico se desarrollaría sobre el modelo del todoterreno Massif, vehículo que hasta hace unos meses se venía desarrollando en la planta linarense con el apoyo de la firma automovilística italiana Iveco. Sin embargo, y solventado el problema de la propiedad intelectual del todoterreno, según señala Villate, sería necesario superar un segundo hándicap y que ha venido arrastrando la automovilística andaluza a lo largo de su historia: la falta de una red para la comercialización del producto. «Lógicamente, tras obtener la propiedad intelectual, en lo que se vienen trabajando desde diciembre de forma conjunta con el Gobierno andaluz, y con el apoyo del Gobierno de Navarra, habría que buscar un socio comercial que nos facilitara la entrada al mercado, algo de lo que ha carecido Santana hasta el momento», argumenta el director de Mecacontrol.

Superadas las distintas etapas, la producción del coche eléctrico en Linares facilitaría la ampliación de la plantilla de Fundiciones Mecacontrol de los 30 empleados actuales hasta el medio centenar. Nuevos empleos que, según señala Villate, «se valorará mucho el 'know how' de los empleados de Santana Motor».

Con apoyo de Renault

Si el coche eléctrico ha levantado una gran expectativa entre quienes deseaban mantener el sector de la automoción vivo dentro del parque empresarial de Santana, los objetivos de Mecacontrol no se limitarán a este proyecto. De hecho, según señala el director del grupo navarro, el nuevo vehículo es una «pequeña parte» de un proyecto mucho más ambicioso y que se viene gestando desde hace algo más de medio año con Renault Francia.

Así, a lo largo de los próximos tres años, periodo marcado para la puesta en marcha de los distintos objetivos, Fundiciones Mecacontrol comenzaría a fabricar los cárteres que se utilizarán en la planta de la automovilística francesa en Sevilla a través de la fundición de aluminio a alta presión. «Nuestras instalaciones son muy limitadas para hacer frente a los posibles pedidos por eso se ha buscado crear una alianza con un grupo francés, propuesto por Renault, GMD, con el que ya se está cerrando el acuerdo a la vez que se negocian las posibles cargas de trabajo con Renault. Este es el proyecto que dará mayor actividad a la planta», subraya Villate.

Así, sólo en el primer año de implantación, en el que se van a invertir un total de tres millones de euros, se generarán 40 puestos de trabajo de los 150 previsto para esta actividad realizada con el apoyo del socio GMD para Renault Francia.

En concreto, para ambos proyectos, Fundiciones Mecacontrol de Linares, invertirá 15,2 millones de euros para la diversificación hacia nuevas líneas de negocio en el sector de la automoción. Recibe dos millones de euros y se compromete a contratar a 211 personas.

Fotos

Vídeos