ideal.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 12 / 26 || Mañana 11 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Pasión en Úbeda: fiesta de los sentidos

ÚBEDA

Pasión en Úbeda: fiesta de los sentidos

Durante ocho días, la ciudad se transforma para vivir intensamente la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo

28.03.10 - 01:43 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La Semana Santa llega a Úbeda para marcar el ciclo vital de los ubetenses, muchos de los cuales cuentan los años de primavera en primavera. Y es que, durante ocho días, la ciudad se transforma para vivir intensamente la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, siguiendo la tradición que ha pasado de generación en generación y que, pese al transcurrir del tiempo, ha permanecido intacta y en lo más básico y fundamental. Porque Úbeda en Semana Santa es fiesta, devoción, fervor popular y tradición. Es bullicio, punto de encuentro y reencuentro, penitencia y reflexión. Úbeda, en Semana Santa es todo un pueblo que se echa a la calle para vivir los días más intensos del año por todo lo que significan y arrastran.
Que Úbeda es uno de los enclaves monumentales de mayor relevancia de Jaén, Andalucía y España, exponente máximo del Renacimiento andaluz, es algo sobradamente conocido. Y más aún desde que la Unesco decidiera concederle por méritos la declaración como ciudad Patrimonio de la Humanidad, junto a Baeza, transformando en oficial un título que para todo el mundo era oficioso. Por este motivo, cuando llega la Semana Santa, se convierte en uno de los lugares más bellos para vivir esta expresión máxima de la religiosidad popular que hace que las calles y plazas sean escenarios de excepción de la herramienta evangelizadora más simple y directa. De esta forma, la estética se eleva al máximo exponente sumando la belleza arquitectónica del legado histórico ubetense con el valor artístico de las imágenes que procesionan y las estampas solemnes de las hermandades durante su estación de penitencia.
Así, cada rincón de la ciudad encierra durante la Semana Santa un sabor especial distinto al habitual, imágenes iluminadas por una luz diferente, sonidos que anuncian bullicio y recogimiento a la vez, olores que transportan a otras épocas, e incluso texturas que llaman a ser tocadas para comprobar que no se trata de un sueño, que es real. No en vano, la Semana Santa, entre otras muchas cosas, es la fiesta de los sentidos, que invita a sumergirse en un mar de sensaciones para dejarse llevar por la corriente que empujan muchas décadas de historia.
La Semana Santa de Úbeda, declarada de Interés Turístico Nacional en 1980, presenta una serie de particularidades que la convierten en una celebración única dentro de los actos pasionales del conjunto del país, como es el respeto, salvo alguna excepción, al orden cronológico de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo que las cofradías mantienen en sus estaciones de penitencia, transformando así la ciudad en un auténtico Vía Crucis plástico en el que se mezclan la sobriedad castellana y un contenido barroquismo andaluz.
Los desfiles procesionales de las cofradías, algunas de las cuales se remontan a los siglos XVI y XVII, revisten una incomparable solemnidad y brillantez. Tallas de los mejores imagineros del siglo XX, como Mariano Benlliure, Francisco Palma Burgos o Jacinto Higueras, acompañadas de multitud de hermanos cofrades en las estaciones de penitencia y marchas de tambores y cornetas, se entremezclan con el engalanado de balcones y ventanas que hacen de la ciudad un bello escenario de una representación artística.
Entre los momentos más emotivos, de los muchos que se pueden encontrar en la Semana Santa ubetense, destacan la salida al amanecer del Viernes Santo de Jesús Nazareno, famosa por la interpretación del 'Miserere' en medio de un imponente silencio, la subida a hombros y a paso ligero por la Cuesta de La Merced de la Virgen de la Soledad y la Procesión General, una impresionante representación cronológica de la Pasión en la que participan alrededor de una veintena de tronos y cerca de 3.000 penitentes.
En definitiva, si Úbeda es una ciudad que merece ser visitada, lo es aún más durante su semana grande, la Semana Santa, en la que todo un pueblo se moviliza para dar continuidad a una tradición que todos y cada uno de los ubetenses han vivido desde niños.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Pasión en Úbeda: fiesta de los sentidos

Durante ocho días, la ciudad de Úbeda se transforma. :: A. ROMÁN

Videos de Jaén
más videos [+]
Jaén
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.