Proyecto para convertir el mirador Mercedes Fernández en una pasarela acristalada

Mirador canadiense de Alberta.
Mirador canadiense de Alberta. / IDEAL

La Asociación de Empresas de Alojamiento de Jaén ha propuesto remodelar este lugar emblemático del parque natural con un voladizo de cristal

LEONARDO LÓPEZJAÉN

A vista de pájaro. Esa sensación es la que se quiere crear con la remodelación del mirador del Puerto de las Palomas Mercedes Fernández en el que se quiere instalar un pasillo acristalado que deje ver el precipicio. Pero eso sí, absténgase aquellos que tengan vértigo.

La Asociación de Empresas de Alojamiento de la provincia ya ha tramitado la propuesta al área de turismo de la Diputación. El objetivo de esta remodelación es hacer que el mirador destaque sobre el resto, no solo en Jaén, sino en Andalucía y que tenga una relevancia nacional.

En cierto modo, el lugar donde se encuentra este mirador beneficia a que se cumpla el objetivo propuesto al estar situado en el término municipal de Cazorla, principal entrada al Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas para los viajeros que se desplazan desde el norte, centro, oeste y sur peninsular.

El proyecto se dio a conocer a la Diputación el pasado 19 de julio aunque la idea surge mucho antes con las reuniones celebradas entre el presidente de la Asociación de Empresas de Alojamiento y el alcalde de Cazorla, Antonio José Rodríguez. Pese a que en la actualidad hay un leve crecimiento de turistas que viajan a la provincia jienense, el fin perseguido entre las dos instituciones era el de crear un proyecto diferenciador e innovador que haga crecer el número de viajeros hasta llegar a unos índices similares de otras provincias de interior.

Según la asociación, eso se conseguirá con la remodelación de este mirador cazorleño, que quiere convertirse en pionero en Andalucía y en el resto de la península.

La propuesta para convertir el mirador Mercedes Fernández se ha inspirado de otros miradores similares creados en España pero también en el extranjero. En Canarias, en la isla de La Gomera está el mirador de Abrante que cuenta con un voladizo acristalado sobre el Océano Atlántico a 620 metros de altura. Con una pasarela de cristal de 10 metros de largo cerrada con techo y paredes de cristal, la Asociación de Empresas de Alojamiento cree que es el tipo de mirador que más se asemeja al mirador cazorleño del Puerto de las Palomas.

Por su parte, en la península encontramos el mirador del Roc de Quer en Andorra. Con una pasarela de 20 metros de largo de los cuales 12 están suspendidos en el vacío, al final de ella tiene un hombre de hierro sentado observando el horizonte. Pese a ser el ganador de un concurso de las ideas más innovadoras de ese año, es una estructura mucho más simple que la del mirador gomero de Abrante.

No obstante, la inspiración también ha llegado de otros miradores extranjeros como el francés de Chamonix; parecido al de Abrante, el portugués de Madeira o el canadiense de Alberta con una estructura ovalada muy llamativa.

Proyecto

En lo que concierne al mirador cazorleño Mercedes Fernández la idea es instalar una pasarela hacia el vacío en la cual la superficie del suelo sea en su totalidad acristalada, que deje ver el precipicio a los pies. Esto hará que las vistas que se puedan observar desde el mirador sean mucho más espectaculares y atractivas para los visitantes. Según la asociación, «el objetivo no es asomarse, sino crear la sensación de flotar en él y transmitir un turismo de sensaciones que haga inolvidable el viaje al Parque Natural y a Jaén».

Para ello, se pretenden partir de las instalaciones de las que dispone el mirador a día de hoy introduciendo las modificaciones necesarias para ampliar un poco más el espacio y, a su vez, el aparcamiento. Una vez hecho esto, la intención es crear un rectángulo voladizo de al menos 15 metros de longitud.

«Esto hará sentir al usuario que está flotando, levitando, incluso poder asemejar la sensación a las vistas que tienen habitualmente las aves sobre el Parque Natural», según explica la asociación jienense de empresas de alojamiento.

Datos positivos

En cuanto a las vistas, puede que se mantengan las actuales únicamente cambiando el diseño de un muro lateral de piedra por uno de cristal que rodee toda la pasarela.

Según los últimos estudios, con la creación de estas estructuras en algunas zonas, se ha conseguido que el número de viajeros y su estancia media crezca notablemente.

Es el caso del mirador de Andorra, donde se ha experimentado un crecimiento de un 18% más de viajeros que visitan este emplazamiento. Pero lo mismo ocurre en el mirador de La Gomera de Abrante, donde se ha reforzado el transporte a la isla haciendo que haya más turistas que visiten este imponente lugar por sus vistas y por su estructura.

Fotos

Vídeos