La provincia registra 165 incendios forestales hasta octubre y el 86,6% se queda en conato

Incendio forestal en Villanueva del Arzobispo./INFOCA
Incendio forestal en Villanueva del Arzobispo. / INFOCA

La superficie afectada se ha reducido en un 30,8% respecto a la media de los últimos diez años

E.P.JAÉN

La provincia de Jaén ha registrado 165 siniestros forestales entre el 1 de enero y el 31 de octubre. De ellos, 143 (86,6 por ciento) se corresponden con conatos, ya que el fuego afectó a menos de una hectárea de superficie, y 22 (13,3 por ciento) con incendios.

Así lo ha puesto de relieve este lunes la delegada del Gobierno andaluz, Ana Cobo, quien ha ofrecido una rueda de prensa junto al delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Juan Eugenio Ortega, para hacer balance del periodo de peligro alto, que se ha desarrollado entre los pasados 1 de junio y 31 de octubre.

La comparecencia ha tenido lugar tras la celebración del Comité Asesor del Plan Infoca y en compañía también del jefe de servicio de Protección Civil-Emergencias Andalucía 112, Juan Olivares, y el director del Centro Operativo Provincial, David Bueno.

"Casi nueve de cada diez siniestros han quedado en conato, teniendo en cuenta que la campaña de extinción ha transcurrido en un contexto desfavorable por las altas temperaturas con valores por encima de la media, incluyendo tres olas de calor, y las bajas precipitaciones registradas desde la primavera, que han provocado un extraordinario estrés hídrico en la vegetación que quedó predispuesta a arder con facilidad y que ha provocado que este año el peligro alto de incendio se alargara 15 días más", ha explicado.

Pese a estos condicionantes, la delegada ha indicado que la superficie afectada por incendios forestales se ha reducido en un 30,8 por ciento respecto a la media de los últimos diez años. Así, en lo concerniente a la superficie forestal afectada, la cifra alcanza las 800,39 hectáreas, de las que 649,11 han sido terreno arbolado y 151,28 de matorral.

Entre los incendios destacados este año, se ha referido al declarado en Segura de la Sierra declarado el 3 de agosto que afectó a un total de 686,71 hectáreas --604,55 arboladas; 78,11 de matorral y 1,25 de pastizal--. Ha recordado que ante la dimensión del siniestro, la Delegación del Gobierno activó el nivel 1 del Plan Infoca que quedó desactivado al día siguiente y se desalojó de forma preventiva a 270 personas.

También se instaló un puesto de mando avanzado desde el que se coordinaron las actuaciones de extinción, y coordinado por el Servicio Provincial de Protección Civil-Emergencias 112 Andalucía, se hizo lo propio con las emergencias derivadas del incendio. Intervinieron así un total de 950 profesionales, 34 medios aéreos, 31 vehículos terrestres, además de una unidad médica, otra de meteorología y transmisiones y otra de análisis y seguimiento de grandes incendios.

"El gran despliegue permitió estabilizar el incendio en poco más de 24 horas y controlarlo en apenas tres días, todo con una planificación y dedicación de los efectivos del Plan Infoca envidiable, teniendo en cuenta que el desarrollo potencial de las llamas apuntaba a miles de hectáreas", ha valorado la delegada.

También ha puesto de manifiesto la pronta reacción del Gobierno andaluz quien aprobó por la vía de urgencia una inversión de 150.000 euros en actuaciones de emergencia en la zona. Estos trabajos, que "se encuentran en su recta final", se dirigen a garantizar la seguridad de las personas y los bienes con la retirada de árboles quemados y la instalación de señalización de seguridad. Además, se tramitará antes de final de año el expediente para la redacción del Plan de Restauración para el conjunto de la zona.

Junto al de Segura de la Sierra, se ha referido al que tuvo lugar en el zona de Jabalcuz, a mediados de agosto, que afectó a 20 hectáreas de masa forestal y que junto a las labores de extinción también requirió de la participación y coordinación del Servicio de Protección Civil-Emergencias 112 ante la existencia de núcleos de viviendas en este paraje próximo a la capital.

"Debemos reconocer la labor que realiza el equipo humano de este dispositivo que se caracteriza por su profesionalidad, entrega, coordinación y rapidez de respuesta, características fundamentales para restar la dimensión de los efectos del fuego y que la mayoría de los siniestros no pasen de la calificación de conatos", ha subrayado.

Prevención y concienciación

Por otro lado, Cobo ha apuntado que el dispositivo del Plan Infoca realiza, además de las labores de extinción, trabajos fundamentales en materia de prevención y restauración. Se trata de un trabajo "fundamental para tener en el mejor estado posible los caminos y los cortafuegos, así como los terrenos forestales para evitar la propagación de los incendios.

Ha hecho hincapié, igualmente, en la necesidad de seguir trabajando en las campañas de sensibilización para lograr un mayor compromiso de la ciudadanía en la protección del patrimonio forestal, "para lo que resulta fundamental trabajar desde edades tempranas". Ejemplo de ello es el programa Aldea, en el que participarán este año 21.000 escolares de la provincia.

Por último, ha subrayado que el Gobierno andaluz seguirá respaldando el Plan Infoca como refleja el incremento de la partida presupuestaria ya anunciada por la presidenta, Susana Díaz, de diez millones más --ocho para prevención y dos para extinción-- para un montante de más de 167 millones de euros.

Causas

De su lado, el delegado de Medio Ambiente se ha centrado en las labores de investigación de las causas de los incendios que desarrolla el personal técnico del Plan Infoca para optimizar las tareas de prevención y sensibilización en las zonas en las que se localizan el mayor número de siniestros intencionados.

"El aumento del porcentaje de los conatos respecto a la cifra porcentual del número de incendios demuestra la eficacia de los profesionales en la extinción de siniestros, así como la rapidez y coordinación entre los cuatro Centros de Defensa Forestal", ha señalado.

Ortega ha destacado la elaboración de un mapa que recoge el número total de siniestros clasificados, según su volumen, conato o incendio, y según las causas. Tras el análisis de las causas de los incendios ocurridos en la provincia hasta el 31 de octubre, se observa que el motivo principal de los siniestros en esta campaña ha sido la negligencia (39 incendios, un 23,6 por ciento del total), principalmente por quemas agrícolas.

Además, el Plan Infoca recoge que 35 siniestros han sido intencionados, un 21,2 por ciento del total, y que los siniestros originados por causas naturales han alcanzado los 19 (frente a los ocho de media en los últimos diez años), presentando alguno de ellos un alto potencial de gran incendio. Por último, cabe destacar que los siniestros por causa accidental han sido cinco.

El delegado también ha subrayado la labor desarrollada por la Brigada de Investigación de Incendios Forestales, integrada por diez agentes, "que han mantenido un alto ritmo de trabajo reflejado en que a fecha de 31 de octubre solamente 63 siniestros están pendientes de investigación".

Fotos

Vídeos