La provincia se echa al campo

Un grupo de aceituneros vareando un olivo en una finca en las inmediaciones de Bailén. /IDEAL
Un grupo de aceituneros vareando un olivo en una finca en las inmediaciones de Bailén. / IDEAL

El grueso de los cien mil aceituneros jienenses ya se encuentran en el tajo | La campaña comienza con sorpresas positivas en algunas zonas, con grandes rendimientos grasos y la confirmación de otras pésimas

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

«Llevamos unos días ya enganchados, hoy hemos estado de remate, nos hemos venido hasta sin casi varas ni mantos. Otras cuadrillas grandes empezaron también cuando nosotros. Mi vecino que va con la familia a coger las suyas iba a ir ahora aprovechando el puente. Quien más y quien menos ya está liado», asegura Juan Romero, jornalero y aceitunero de Bailén, poco después de volver del tajo ayer, Día festivo nacional pero no en Jaén. En Jaén, salvo que llueva, el 6 de diciembre es día de curro para muchos. Más de cien mil jienenses dicen las cifras oficiales que van a la aceituna y la mayoría ya están enganchados, después de semanas de darle vueltas por la desigual maduración en los regadíos y la necesidad de esperar las lluvias hasta el último momento posible en los secanos que han retrasado la cosecha en muchos puntos. La semana del puente de la Inmaculada, aunque en los últimos años se venía adelantando, marca oficiosamente el inicio de la inmensa mayoría de la campaña de recogida de aceituna en la provincia de Jaén. Fuentes de asociaciones agrarias lo confirman, la campaña está a pleno funcionamiento ya, «salvo algún propietario que sigue esperando porque está muy pequeñita la aceituna a ver si llueve un poco en los próximos días (el domingo, lunes y martes hay previsión de precipitaciones en la provincia) y, con temperaturas suaves, esta se hace algo. De todas formas poco, porque va a pesar más pero va a tener menos rendimiento graso», indica Carlos Muñoz, técnico de Asaja-Jaén.

Lo que está claro es que las almazaras de la provincia ya funcionan a pleno rendimiento en su mayoría, metidos de lleno en la campaña de aceituna 2017-18, de la que viven más de 63.000 familias directamente en Jaén.

Recoger la pequeña o no

¿Y cómo está siendo la aceituna recogida hasta ahora? ¿Se están cumpliendo los malos augurios e incluso superándolos o hay sorpresas? Pues de todo un poco. «A nivel general los rendimientos (la grasa que hay en el fruto) están saliendo mejor de lo esperado, el grado de humedad es bastante bajo. El rendimiento graso de la que está más o menos hecha va del 16% al 20%. Mejor que el año pasado a estas alturas. Pero es una campaña muy dispar, hay zonas que van a salir muy bien y otras muy mal por el estrés hídrico acumulado», explica Muñoz.

Las zonas más afectadas se encuentran, «aunque en el mismo pueblo está habiendo mucha diferencia», en «la Campiña Norte y donde no hay medios para regar, la zona circundante de Jaén, Fuerte del Rey hasta Mengíbar, Cazalilla, Arjona, Porcuna, Santiago , la Higuera, Baena, Alcaudete o Alcalá la Real». Incluso en lugares de La Loma y Villacarrillo, Quesada o Huesa, que siendo de regadío, han tenido restricciones, de agua.

Las peores zonas y las mejores

«La planta acostumbrada al regadío está drogada con el agua, como dice la gente de campo, y cuando se le quita sufre mucho más que el de secano», aclara Muñoz. En algunas fincas de Santiago de Calatrava o Porcuna, «el tamaño del fruto es tan pequeño, con un rendimiento que apenas llega al 10%, que igual no es ni viable su recogida», lamenta.

A nivel general, en toda la provincia, se han portado mejor las plantaciones nuevas, donde menos se está notando el menoscabo de la falta de precipitaciones. «El olivo joven desarrolla más vigoroso que el adulto y tiene menos competencia por nutrientes y agua», aclara. Además, destacan como bien paradas las zonas donde tradicionalmente hay riego, como La Loma, Andújar o Mengíbar.

Así lo confirma Francisco Castro, presidente de Asaja en Linares. Los rendimientos y la cosecha (casi todos los tajos están empezados), «están siendo muy similares a los del año pasado por toda la comarca». Coag-Jaén y UPA-Jaén también parecen coincidir en el diagnóstico a grandes rasgos.

Y es que si esta campaña será «mediocre», también en jornales (4,8 millones, la menor cifra en tres años, con 6,4 millones en la 2015-16) la próxima puede ser mucho peor. «Hacen falta 200 o 250 litros hasta febrero del año que viene o la cosecha va a ser muy mala. Y de momento no parece que vaya a ser así. En mayo o verano ya no sirve, no llega a profundizar a la raíz», asevera Muñoz, que insiste en que va a ser una cosecha «muy dispar, no hay zonas homogéneas, dentro de un mismo término municipal hay algunos que están a cero, por la orientación o el tipo de parcela. Lo bueno es que parece que esto asegurará que los precios se mantengan o incluso suban», valora.

Fotos

Vídeos