El oratorio de Rus, el único rupestre visigótico del sur de España que sale de la Lista Roja de Patrimonio

Imagen de archivo del Oratorio de Rus/RAFAEL ESPADAS
Imagen de archivo del Oratorio de Rus / RAFAEL ESPADAS

Aunque todavía falta para su total rehabilitación, este monumento se encuentra ya en la Lista Verde

EUROPA PRESSJAÉN

El oratorio de Valdecanales en Rus, el único rupestre visigótico del sur de España ha salido de la Lista Roja de Patrimonio de la asociación Hispania Nostra tras las labores que el Ayuntamiento está llevando a cabo labores de limpieza quincenalmente durante el periodo estival y mensualmente el resto del año. Aunque todavía falta para su total rehabilitación, este monumento se encuentra ya en la Lista Verde.

El oratorio fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1970. Su construcción está fechada entre los siglos VI-VII. Se trata de cuevas poco profundas, algunas comunicadas entre sí. Lo más notable es el frente exterior rocoso. Durante siglos fue utilizado por pastores y sus ganados, cazadores y leñadores.

Este monumento lo conforman tres cuevas excavadas en un estrato de arenisca, en la ladera oriental del cerro. La fachada principal, labrada en un talud, está compuesta por una arquería ciega, tallada en la roca, con diez arcos de herradura con sus soportes, siendo su altura de cinco metros y de 1,40 metros el diámetro de los arcos. Tres de ellos están decorados con una gran venera, que llena, a modo de tímpano, todo su interior.

Los arcos, según se ha informado desde Hispania Nostra, permanecen aún bastante enteros, pero no así sus pilastras, casi desaparecidas. Algunos de los arcos tienen abiertos unos huecos o tragaluces informes. Debió ser una fachada monumental, hoy, «maltrecha, erosionada y remendada que ostenta sin embargo importantísimostestimonios de su belleza antigua, dignos de su protección y de conservarlos cuidadosamente».

El interior se conforma con una capilla de tres naves con bóvedas de cañón sobre pilastras cuadradas, que tienen una greca en las líneas de arranque de los arcos transversales. Las otras dos cuevas, de menor dimensión, también con bóvedas de cañón y absidiolas, pudieron estar destinadas a baptisterio y refectorio.

Fotos

Vídeos