Un año y medio de cárcel y multa de 720 euros para un pirómano que ocasionó un incendio forestal

Lo hizo hasta en "once puntos distintos de la vegetación forestal que se encontraba a la orilla del camino por el iba transitando con la intención y voluntad de que se propagase rápidamente el fuego"

EUROPA PRESSJAÉN

El Juzgado de lo Penal número 1 de Jaén ha condenado a un año y medio de cárcel y al pago de una multa de 720 euros a un vecino de Pozo Alcón, de 54 años, por un delito de incendio forestal.

La sentencia, a la que ha accedido Europa Press, establece que el 29 de marzo de 2012, J.S.M. se trasladó al paraje denominado Molino de la Bajadilla, junto al río Guadalentín, y dentro del término municipal de Pozo Alcón. Añade que "movido por el ánimo de ocasionar un incendio forestal", tras internarse por un camino que discurre en paralelo al río procedió a prender fuego con ayuda de tres mecheros.

Lo hizo hasta en "once puntos distintos de la vegetación forestal que se encontraba a la orilla del camino por el iba transitando con la intención y voluntad de que se propagase rápidamente el fuego al terreno y masa forestal circundante como efectivamente y de acuerdo a su propósito sucedió".

El acusado fue sorprendido en el lugar del fuego por dos agentes de la Guardia Civil que fueron los encargados de alertar al Infoca y de iniciar ellos mismos las labores de extinción para evitar que éste cogiera más fuerza. Los agentes fueron los encargados de intervenirle los tres mecheros al acusado, que en el momento de la detención todavía los llevaba encima.

Casi cinco horas tardaron los efectivos del plan Infoca en dar por extinguido el fuego que quemó 8.330 metros cuadrados de terreno y masa forestal compuesta de bosque y soto de ribera. En la extinción participaron dos coordinadores, siete especialistas en extinción, una unidad de apoyo formada por dos personas y ocho vehículos.

Los gastos por los trabajos de extinción han sido valorados en 668,71 euros, que el acusado deberá devolver a la Junta de Andalucía, tal y como establece la sentencia. Además, también en concepto de responsabilidad civil, la sentencia establece 1.500 euros para la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) y otros 1.325 euros para repartir entre los propietarios afectados por el fuego en sus respectivas parcelas.

La sentencia reconoce que el incendio forestal ocasionado por el acusado, "produjo un riesgo medio-alto y que no alcanzó mayores proporciones y extensión debido a "la rápida intervención de los agentes de la Guardia Civil y de los Servicios del Plan Infoca".

La sentencia ha sido dictada por "estricta conformidad" del acusado que admitió los hechos y su responsabilidad el mismo día del juicio. En el fallo judicial no se contemplan circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal del acusado.

Fotos

Vídeos