El juez niega la cautelar de la moción de censura que dio la Alcaldía al PP en Begíjar

Participantes en la elección del nuevo alcalde de Begíjar, Damián Martínez, el 23 de agosto./L.V.
Participantes en la elección del nuevo alcalde de Begíjar, Damián Martínez, el 23 de agosto. / L.V.

El exalcalde socialista, desplazado en verano en un pleno que calificó de «acuerdo oscuro», deberá también pagar las costas

M. Á. C. Y J. E. P.JAÉN

Sin cambiar el cambio. El juzgado de lo contencioso administrativo número 3 de Jaén rechazó ayer la medida cautelar solicitada por el exprimer edil de Begíjar, Andrés Gárate, para que quedara sin efecto el acuerdo del pleno del pasado 23 de agosto, por el que el socialista fue relevado a través de una moción de censura del cargo de alcalde, puesto ocupado por el popular Damián Martínez. Además, ha sido condenado a pagar las costas del mismo, sin que los honorarios de los letrados intervinientes puedan exceder los 200 euros.

La localidad de Begíjar, de 3.073 habitantes (INE, 2017), vivió el pasado 23 de agosto una jornada convulsa cuando el pleno del Ayuntamiento abordó la moción de censura que el PP, junto a una concejala del Partido Andalucista, planteó contra Andrés Gárate, que el PSOE de la localidad calificó de «ilegal», anunciando esta impugnación mediante la presentación de un recurso en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo.

«El PP llegó a un acuerdo oscuro con una concejala tránsfuga y, además, nos hemos encontrado con la alianza antinatura con IU, que se ha lavado las manos y ha permitido la tramitación de la moción a pesar del contundente informe jurídico de la Diputación», afirmó el exalcalde entonces.

El juez basa su decisión en los requisitos para concederse una medida cautelar, «una facultad atribuida al juzgador cuya razón de ser se encuentra en la necesidad de evitar que el lapso de tiempo que transcurre hasta que recae un pronunciamiento judicial firme suponga la pérdida de la finalidad del proceso. Con las medidas cautelares se trata de asegurar la eficacia de la resolución que ponga fin al proceso, evitando la producción de un perjuicio de imposible o difícil reparación (art. 129 LJ), asegurando la efectividad de la sentencia», algo que no se cumple en este caso según la sentencia, que no entra por tanto a juzgar «el fondo de la cuestión que se plantea, y, por lo tanto, sin analizar los documentos aportados en relación con la discutida expulsión de la Sra. Montes del Partido Andalucista, y la aplicación del art. 197.1.a) LOREG en relación con las mayorías necesarias para el éxito de la moción».

Tripartito inestable

Hasta este verano gobernaba en Begíjar el tripartito (PSOE, IU y PA) que apenas duró dos años. El PP justificó la moción por el «absoluto estado de abandono» que sufre la localidad. El propio Martínez recordaba ayer que el PP ganó las elecciones municipales de 2015 con cinco concejales, mientras que el PSOE obtuvo tres ediles, el PA logró dos representantes e Izquierda Unida, uno. «Un pacto de gobierno entre el PSOE, IU y PA nos arrebató la alcaldía cayendo en manos del socialista Andrés Gárate. Entendemos que cuando alguien pelea por ser alcalde de un municipio es para trabajar por y para sus vecinos pero la realidad es que Gárate no ha hecho nada por Begíjar», dijo el actual alcalde.

Fotos

Vídeos