La hija de la anciana de Orcera pide que se aclare lo ocurrido para que "no vuelva a ocurrirle a nadie"

La mujer sufrió una hipotermia provocada por haber pasado varias horas al raso y sin apenas ropa

EUROPA PRESSORCERA (JAÉN)

La hija de la anciana de Orcera (Jaén) que ha estado once días hospitalizada por pasar varias horas al raso de la madrugada tras ausentarse por la noche de la residencia sin que nadie se percatara, ha pedido que se aclare todo lo ocurrido para que "lo de mi madre no vuelva a ocurrirle a nadie".

María Dolores, cuyo apellido prefiere mantener en el anonimato, ha indicado que lo ocurrido a su madre es "muy doloroso" y "muy duro", aunque once días después se alegra de que este mismo miércoles su madre, una mujer de 88 años, haya recibido el alta médica tras recuperarse de la hipotermia que le produjo haber pasado varias horas al raso y sin apenas ropa.

Ha añadido que lo único que quiere en estos momentos es "tener una idea clara de lo que pasó" porque aunque han hablado con ella para explicar cómo pudo ocurrir, lo cierto es que "no tengo nada claro y me surgen muchas preguntas y dudas".

Su madre es una persona con un alto nivel de dependencia. Se mueve en silla de ruedas ya que su movilidad es muy reducida por lo que "no puedo entender" cómo fue capaz de la levantarse sola en la noche, cuando habitualmente necesita ser asistida por dos personas para hacerlo. Y no solo eso, su madre fue capaz de salir por una puerta de emergencia y permanecer en el exterior hasta que se percataron de su ausencia y comenzaron a buscarla.

La voz de alarma se dio sobre las tres de la mañana, pero no fue hasta las seis cuando encontraron a la mujer a pocos metros de la puerta de la residencia.

María Dolores señala que su madre reside en este centro desde hace unos dos años y que hasta el momento no ha tenido ninguna queja de la atención que estaba recibiendo, pero esa noche "algo falló y solo quiero que se tomen medidas para que no vuelva a pasarle a nadie porque esto es muy duro".

Por lo pronto, su madre ya ha recibido el alta y "gracias a Dios ha logrado superarlo". Este mismo miércoles ha regresado a la residencia de Orcera mientras su familia reflexiona sobre los siguientes pasos que va a dar al respecto, aunque lo primero que quieren es "más información para conseguir entender qué falló y cómo pudo ocurrir".

Fotos

Vídeos