El fiscal pide 15 años a una madre por grabar un vídeo sexual con su hijo de 13

Los acusados llevan en la cárcel desde febrero de 2017./IDEAL
Los acusados llevan en la cárcel desde febrero de 2017. / IDEAL

También acusa a un hombre con el que ella tenía una relación a través de Internet y al que le envió la grabación con el menor

Juan Esteban Poveda
JUAN ESTEBAN POVEDAJAÉN

El fiscal pide quince años de cárcel a una mujer, a la que acusa de mantener relaciones sexuales con su hijo, de 13 años, para grabarlas en un vídeo. La grabación, siempre según la acusación del Ministerio Público, se la mandó a un hombre con el que mantenía una relación, y que le había solicitado que lo hiciese. Para este hombre también se solicita una pena de quince años como inductor de un delito de abusos sexuales y corrupción de menores. Los dos están en prisión provisional por esta causa desde el 21 de febrero del año pasado.

La acusada, de 39 años actualmente, mantuvo una relación sentimental desde el año 2011 hasta febrero de 2017 con el hombre, de 43 años. Los tres primeros años la relación fue virtual: se conocieron en un chat de Internet al que ella se conectaba desde una localidad de la provincia de Jaén y él desde algún punto a cientos de kilómetros. Mantenían conversaciones de alto voltaje sexual. Él le pedía fotos y vídeos bastante explícitos. Ella acababa de separarse y accedía, relata el escrito de acusación del fiscal.

En una fecha no determinada del año 2013, en su casa en la provincia de Jaén, la acusada elaboró un vídeo en el que aparece ella tocándose, y seguidamente junto a su hijo, de 13 años de edad en el momento de los hechos. El menor estaba dormido y tumbado de cúbito supino. La mujer sometió al niño a prácticas sexuales, que quedaron grabadas en un vídeo. «Una vez concluido se lo envió al investigado, existiendo previo convierto para ello y teniéndolo en su poder más de dos años», dice la acusación.

La pareja no llegó a convivir hasta 2014. Ella, indican fuentes cercanas al caso, se quedó incluso embarazada. Pero la relación no funcionó. Todo acabó mal. Hubo una separación y ella lo denunció por malos tratos. De por medio, y para enturbiar las relaciones entre las partes, estaba la custodia del hijo en común. Ella acabó declarando que en la separación él llegó a amenazarla con difundir las imágenes que supuestamente ese habían grabado mucho tiempo atrás, cuando aún su relación era a distancia y sólo se veían a través del ordenador.

El hombre siempre ha dicho que él ni incitó ni obligó a la mujer a hacer nada. Que si hizo algo con su hijo es cosa suya.

La Policía Nacional abrió diligencias y acabó deteniéndolos a los dos. Presentó las pruebas recabadas en la investigación al juzgado. Allí, tras tomar declaración a los implicados días atrás se decidió el ingreso en prisión de los dos. Ahora llega el momento del juicio, que tendrá lugar en la Sección Tercera de la Audiencia de Jaén en los próximos meses.

Además de las penas de prisión el Fiscal pide que se prohiba a los acusados acercarse al menor durante diez años una vez salgan de la cárcel por cada uno de los delitos que se les imputan, y que durante seis años tras recuperar la libertad estén en libertad vigilada para someterse a cursos de reeducación y programas formativos.

Además se pide para la madre la inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad durante seis años. Se reclama también una indemnización de 10.000 euros para el menor.

Fotos

Vídeos