Finaliza el vaciado técnico de la presa de Siles, que dos años después de su inauguración sigue sin funcionar

Finaliza el vaciado técnico de la presa de Siles, que dos años después de su inauguración sigue sin funcionar

Desde la Plataforma por el agua de la presa de Siles, su portavoz, Jesús Cózar, indica que, "desgraciadamente y diga lo que diga Subdelegación", la comarca de la Sierra de Segura "no se ha beneficiado del agua procedente del vaciado de la presa de Siles"

EUROPA PRESSJAÉN

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha dado por finalizado el vaciado técnico de la presa de Siles cuando precisamente este jueves se cumplen dos años de su inauguración por parte de la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, aunque la infraestructura sigue sin entrar en servicio a falta de Junta y Gobierno central se pongan de acuerdo sobre qué administración es la competente para construir las conducciones de riego.

Según información facilitada a Europa Press desde la Subdelegación del Gobierno en Jaén, a lo largo del verano se han desembalsado seis hectómetros cúbicos y se ha hecho de acuerdo con el plan de desembalse. Los recursos hídricos han ido destinados, según la misma fuente, a riegos y regulación general de la cuenca.

La presa de Siles cuenta con una capacidad de 30,5 hectómetros cúbicos. Actualmente, el volumen de agua embalsada es de tres hectómetros cúbicos. A principios de verano, antes de comenzar con su vaciado, la presa se encontraba a más del 95 por ciento de su capacidad con más de 28 hectómetros cúbicos embalsados.

El vaciado técnico de la presa de Siles es uno de los últimos requisitos que exigía la fase de pruebas de esta infraestructura hidráulica, la última de este tipo construida en Andalucía tras una inversión de 53 millones de euros y cuya primera piedra se remonta al año 2008.

La presa fue concebida para abastecer el consumo de siete municipios de la comarca de la Sierra de Segura (Benatae, La Puerta de Segura, Segura de la Sierra, Puente de Génave, Orcera, Siles, y Torres de Albanchez) con una población de 13.000 habitantes. Además, prevé convertir en regadío a 3.500 hectáreas de olivar y contribuye a dar seguridad al regular el cauce del río Guadalimar.

Esta infraestructura hidráulica se encuentra en el curso alto del río Guadalimar, en el municipio jiennense de Siles. Tiene 30,5 hectómetros cúbicos de capacidad, una altura de 52 metros, una planta recta de 290 metros de coronación, una planta curva de 315 metros de radio y una longitud de coronación de 271 metros.

Está diseñada con una capacidad de aliviadero de 298 metros cúbicos por segundo y una capacidad de desagüe de fondo de 52 metros cúbicos por segundo.

Regresan las movilizaciones

Desde la Plataforma por el agua de la presa de Siles, su portavoz, Jesús Cózar, ha indicado a Europa Press que "desgraciadamente y diga lo que diga Subdelegación" la comarca de la Sierra de Segura "no se ha beneficiado del agua procedente del vaciado de la presa de Siles". Ha añadido que las solicitudes de riego excepcional para aprovechar estos recursos hídricos "han sido denegadas en su conjunto" por lo que "lamentablemente el agua la hemos visto correr río abajo para beneficio de otras zonas, pero no de la comarca de la Sierra de Segura".

Para este jueves, la plataforma tenía previsto concentrarse junto a las instalaciones de la presa de Siles para reclamar su puesta en funcionamiento. Sin embargo, Subdelegación ha desautorizado la protesta por no haber solicitado la autorización con los diez días de antelación que marca la normativa. Es por eso por lo que desde la plataforma ya se trabaja en una nueva fecha de concentración.

Cózar ha indicado que la previsión es solicitar el permiso para concentrarse a finales de mes o como mucho principios de noviembre. Será una protesta para poner de manifiesto que la comarca de la Sierra de Segura "vamos a pelear a muerte para que el agua de la presa de Siles se quede en la comarca".

Ha indicado que esta infraestructura ha sido construida para abastecimiento y regadío de la comarca de la Sierra de Segura. "Somos conscientes de que tenemos un tren y nos vamos a subir para no dejarlo pasarlo más porque no queremos seguir siendo utilizados como el granero de agua del resto de Andalucía".

La plataforma va a reclamar información sobre qué es lo que va a pasar una vez que se ha producido el desembalse técnico porque "entendemos que ya se puede dar por finalizado el periodo de pruebas" y ahora hay que ver que pasos hay que dar para que "de una vez por todas, esta instalación se ponga en funcionamiento".

Cózar ha señalado que además de exigir que las dos administraciones, Junta de Andalucía y Gobierno central, clarifiquen "de una manera definitiva" a quién le corresponde construir las conducciones de riego, es necesario que "la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) comience a dar pasos para adjudicar concesiones de riego a aquellas comunidades de regantes o particulares que lo soliciten".

De hecho, mientras se construyen las conducciones ya hay agricultores y comunidades de regantes interesados en invertir en sistemas propios para captar y poder regar con el agua de la presa de Siles, pero necesitan el respaldo de un concesión para llevar a cabo dicha inversión. Además, con esta concesión podrían optar a las ayudas que la Administración andaluza contempla para regadíos.

También desde la plataforma se está trabajando en delimitar las zonas regables y para ello se está sondeando en todos los municipios que podrían beneficiarse para tener una previsión de "demanda real" de agua para regadío. Por el momento y sin haber terminado con el sondeo, según Cózar, la demanda supera las 9.000 hectáreas, una superficie que rebasa con creces las 3.500 hectáreas iniciales que el Ministerio de Agricultura tenía previstas.

Fotos

Vídeos