Un estudio de la UJA alerta de zonas inundables en Ibros, Arjona y Porcuna

Un estudio de la UJA alerta de zonas inundables en Ibros, Arjona y Porcuna
UJA

Basado en la dinámica de los últimos años destaca el riesgo potencial significativo en la cuenca del Guadalquivir

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

Dos investigadores del Centro de Estudios Avanzados en Ciencias de la Tierra de la Universidad de Jaén han reconstruido la dinámica de las inundaciones acaecidas en los años hidrológicos 2009-10, 2012-13 y 2016-17 tanto en el cauce principal del río Guadalquivir como en diversos tributarios no regulados como los arroyos Salado de Porcuna, Salado de Arjona y de Ibros, los cuales además han catalogado como zonas de riesgo potencial significativo de inundación, aunque no se encuentren inventariadas como tal en la actualidad por la falta de estudios previos.

Los resultados obtenidos permiten determinar la duración e intensidad de las precipitaciones que provocan el desbordamiento del cauce de los ríos, así como predecir en tiempo real la respuesta fluvial ante un incremento del caudal y su interacción con infraestructuras urbanas. «Estos valores dependen de cada zona concreta y de factores como el estado de saturación previo del suelo. En sentido, destaca el ejemplo del episodio de diciembre de 2009, que sucedió entre el 25 y el 26 de ese mes en la cuenca del Salado de Porcuna. Se dieron precipitaciones de 30 litros por metros cuadrado que al coincidir con unas lluvias previas de 100 litros por metros cuadrado en la semana anterior, provocaron un suelo muy saturado y dieron lugar a una crecida, que se convirtió en el segundo mayor evento desde 1985», explica Patricio Bohórquez, profesor del Departamento de Ingeniería Mecánica y Minera de la UJA, junto al investigador, José David del Moral, los dos autores del estudio.

Este proceso de predicción en tiempo real se lleva a cabo gracias a un software de simulación que calcula esos parámetros en función del caudal que tenga el cauce de la cuenca. El objetivo de esos mapas es clasificar y caracterizar todas las zonas de la provincia de Jaén con riesgo de inundación, ya que algunas de las zonas analizadas en este estudio, como el Arroyo Salado de Porcuna, el Arroyo Salado de Arjona o el Arroyo de Ibros, no se encuentran inventariadas como zonas de riesgo potencial significativo de inundación en el Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables (SNCZI) debido a la ausencia de estudios previos.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ya intervino el pasado mayo en Porcuna para recuperar la sección hidráulica y reconstrucción de los taludes en el arroyo Salado, enmarcada la actuación en el programa de obras de emergencia que está ejecutando para mejorar la capacidad de desagüe de tramos de cauces localizados en la provincia.

Se hizo para evitar nuevas roturas de mota y el desbordamiento e inundación de los terrenos colindantes. Se retiró toda la vegetación afectada por las lluvias, con la poda de ramas, tala de árboles caídos, etcétera o retirando depósitos de sedimentación. La CHG también intervino con anterioridad en el Arroyo Salado de Arjona para evitar inundaciones.

Fotos

Vídeos