Los diez olivares sin igual en el mundo

La candidatura a Patrimonio de la Humanidad ha fijado prioridades entre dos mil registros | Esa lista la estudiará con más detalle la Unesco, ya que sse entienden como lugares «excepcionales» desde una óptica «científica y académica»

Vista aérea del paisaje de olivares en el Parque Natural de Sierra Mágina./FRANCIS J. CANO
Vista aérea del paisaje de olivares en el Parque Natural de Sierra Mágina. / FRANCIS J. CANO
LORENA CÁDIZJaén

Paisajes de olivar se pueden encontrar en muchos rincones del mundo. Es cierto que Jaén se lleva la palma, en ningún otro sitio hay tanta concentración como aquí: más de 66 millones de olivos en toda la provincia, ni más, ni menos. Pero a la Unesco le interesa más la calidad que la cantidad. ¿Qué tienen de singular? ¿Por qué estos olivos son únicos y diferentes a cualquiera de los que se pueden encontrar en el mundo? Eso es lo que trata de explicar la candidatura de los olivares de Andalucía a Patrimonio de la Humanidad, que encabeza la Diputación Provincial.

Eso es lo que se explicará en el expediente que se está terminando y que llegará a manos del Ministerio en enero. Pero para dar esa explicación hay que acortar terreno. El expediente documenta 2.000 registros patrimoniales distintos en toda Andalucía, pero de entre todos ellos ha hecho una selección de diez. Los diez olivares más singulares, los que no tienen copia en el mundo y que han sido elegidos desde una óptica «científica y académica por su autenticidad y excepcionalidad. Ese 'top ten' será el que analizará en detalle la Unesco para determinar si merecen o no la declaración como Patrimonio de la Humanidad.

Tres de Jaén

En cabeza esa lista el paisaje que presenta la Hacienda de la Laguna, en la campiña alta del Guadalquivir, en Baeza. Los expertos que se están encargando de la elaboración del expediente, es decir, la empresa especializada contratada para esa labora, más personal de la Universidad de Jaén y de la Universidad de Sevilla, así como personal de la propia Diputación, han entendido que tanto la hacienda, como su olivar y la explotación en sí tiene una especial importancia por la existencia de la laguna y por la explotación del regadío, que tiene unos usos agrarios que se remontan al siglo XIII.

El segundo paisaje de esta lista está en Sierra Mágina: Albarradas de Pegalajar y Mata-Bejid y el olivar de piedra seca. Aquí los expertos entienden como de gran singularidad los bancales y las huertas de Pegalajar, el reborde olivarero del Parque Natural de Sierra Mágina y el entorno olivarero de Bedmar. En toda esta zona lo que se destaca es la conexión con el agua, con los recursos subterráneos y construcción de piedra seca para salvar las pendientes, típica de esta zona.

El tercer punto está en la Sierra de Segura, en el valle del río Hornos y la aldea de la Trujala. El documento habla de la zona que hay entre el embalse y Hornos y el entorno de las tres torres defensivas localizadas en Orcera. Aquí han destacado «el tapiz segureño de olivares mosaico, con restos de huerta y zona forestal y como se ganó terreno público con roturaciones con las que el olivar fue ganando terreno al pinar», explica la vicepresidenta de la Diputación de Jaén, Pilar Parra.

El cuarto punto está en Sierra Morena, en el meandro del río en Montoro, Adamuz y el Olivar de la Luna. Se entiende que el paisaje es único en el entorno del casco urbano de Montoro, y se hace referencia a los ríos arenosos y a los olivares del embalse del Guadalmellato. En el caso del Olivar de la Luna, lo que destaca es la historia de cómo se ganó terreno forestal con olivar y el olivar ecológico. Aquí cobra importancia los centros de interpretación que hay en la zona, como el que existe en Adamuz.

La Laguna, Sierra Mágina y Hornos, los tres paisajes destacados de Jaén

La Sierra Subbética, el yacimiento de Almedinilla, Priego, Lucena, Cabra y Baena son el quinto punto, e incluyen a Zuheros, considerado paisaje de interés de Andalucía. La zona cobra singularidad por el olivar del reborde del Parque Natural, por el histórico tren del aceite, y que hoy en día es la vía verde, y por los restos romanos asociados al aceite en Almedinilla.

El sexto punto se sitúa en la hacienda barroca de la Campiña Sevillana, con la Hacienda de Guzmán y Soledad Castilleja de Talara, Bujalmoro y Torrequemada. Todo ello por su vinculación a la aceituna de mesa en el Aljarafe y la Campiña, la explotación alrededor de la hacienda, su estado de conservación y uso.

El Valle de Lecrín, en Granada, es el sexto punto, con el olivar nazarí y la almazara Laerillas de Nigüelas. Aquí la singularidad está en los sistemas de riego y en el olivar en bancales.

El octavo punto se sitúa en Málaga, en los olivares milenarios o vetustos de Periana y Álora. Allí los olivos centenarios y la aceituna de mesa aportan la autenticidad.

El origen de todo

El noveno punto son los acebuchales de Cádiz por ser considerados el origen de todo el relato que da pie a la secuencia histórica del olivar hasta nuestros días.

Y el décimo punto de la lista lo conforma el patrimonio inmaterial ligado al aceite. Y aquí se ha destacado al Museo de Quesada, los topónimos de olvera y Fiesta de la Aceituna de Martos.

La comisión que hace el seguimiento de la candidatura se reunió el martes en la Diputación provincial y analizó y dio el visto bueno a esa lista de enclaves. Además, se anunció que el expediente estará terminado en el mes de enero, cuando se le dará traslado del mismo a la Junta de Andalucía, que a su vez, a finales de mes, lo presentará ante el Ministerio de Cultura.

En 2019 o cuando haya verdaderas posibilidades

Cuando se termine el expediente se cumplirán casi dos años desde que se comenzara con el proyecto de esta declaración. La Diputación no quiere dar fechas de cuándo podría llegar definitivamente a la Unesco para su decisión final.

En un primer momento se habló de 2019 como la fecha en la que podría conocerse la noticia, si todo marchaba bien, pero el presidente de la Diputación ya aclaró el martes que eso no está nada claro. «Ya se hizo con Úbeda y Baeza, con las que retiramos la candidatura un año porque no veíamos posibilidades y la volvimos a presentar a los dos años, cuando lo consiguió». «Presentaremos los paisajes de olivar cuando estemos seguros de que tiene muchas posibilidades.

Fotos

Vídeos