Arroyo del Ojanco pone fin a las restricciones de agua tras más de un mes de cortes

Arroyo del Ojanco pone fin a las restricciones de agua tras más de un mes de cortes

La detección de pequeñas fugas en la red, junto con la revisión de las conducciones provenientes de los manantiales, así como la concienciación ciudadana, han permitido recuperar hasta un 40 por ciento del suministro

EUROPA PRESSJAÉN

El municipio jiennense de Arroyo del Ojanco ha podido poner fin a las restricciones de agua después de casi un mes de cortes en el suministro. La detección de pequeñas fugas en la red, junto con la revisión de las conducciones provenientes de los manantiales, así como la concienciación ciudadana, han permitido recuperar hasta un 40 por ciento del suministro.

Así lo ha indicado la alcaldesa de Arroyo del Ojanco, Marisa Gómez, que ha destacado la labor que se ha llevado a cabo desde la empresa Somajasa para detectar fugas que "eran pequeñas, pero que hacían perder mucha agua", así como por los operarios municipales que han trabajado en recuperar las conducciones provenientes de los manantiales, lo que ha permitido "recuperar el nivel de los depósitos municipales".

Los poco más de 2.300 habitantes de Arroyo del Ojanco han sido los primeros de la provincia de Jaén en sufrir cortes de agua de hasta 12 horas diarias debido a que los depósitos de agua potable habían sufrido una severa disminución del caudal.

En la medida en la que se han ido solventando las fugas y recuperando el caudal se ha ido reduciendo el número de horas de corte hasta finalmente eliminarlos totalmente cuando los depósitos han recuperado su capacidad. De hecho, ya sólo se bombea agua durante una cinco horas al día y "lo más seguro es que podamos rebajar el bombeo e incluso no tener que hacerlo", ha dicho la alcaldesa.

El problema, además de que el pantano del Guadalmena esté al 27,08 por ciento de su capacidad con 94 hectómetros cúbicos embalsados, era que había que bombear hasta 24 horas al día para que entrara el agua de los acuíferos y manantiales. Ahora, con las actuaciones emprendidas se ha logrado recuperar el caudal procedente de los acuíferos y manantiales, lo que, junto a la eliminación de fugas, ha permitido recuperar los depósitos y normalizar el suministro.

La alcaldesa también ha tenido palabras de agradecimiento a la ciudadanía por haber respondido y haber contribuido a una reducción del suministro. "La concienciación ha sido importante y todo el mundo ha ayudado", ha destacado la alcaldesa. No obstante, ha recordado que el agua sigue siendo un bien escaso, de ahí que esté "terminantemente prohibido", actuaciones cotidianas como lavar los coches a manguera en la vía pública o el despilfarro de agua en la limpieza de fachadas.

En la actualidad, los pantanos y embalses de la provincia de Jaén tienen almacenados 577 hectómetros cúbicos, lo que supone que están a un 24,80 por ciento de su capacidad. La situación más preocupante se vive en algunos como el Quiebrajano, del que se abastece la capital jiennense y que tiene solo siete hectómetros cúbicos, de ahí que la ciudad de Jaén ya lleve meses abasteciéndose de manantiales y acuíferos propios.

Fotos

Vídeos