Más de 71.000 jienenses se fueron el año pasado de la provincia para buscar trabajo

Una jornalera guarda su maleta en un autobús en Bailén, antes de partir rumbo a la vendimia en Francia./EFE
Una jornalera guarda su maleta en un autobús en Bailén, antes de partir rumbo a la vendimia en Francia. / EFE

La tasa de movilidad de los jienenses por razones laborales, por encima de la media española, es mucho mayor en el caso de las mujeres

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

Pese a la cacareada recuperación conseguir un trabajo (y con condiciones dignas) continúa siendo el anhelo de una gran parte de los jienenses -hay 54.612 personas desempleadas, según los último datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE)- y para lograrlo si hay que abandonar el lugar de origen, se abandona. Así lo hicieron, al menos, los más de 71.000 jienenses que abandonaron su hogar durante el año pasado para encontrar un empleo en cualquier otro lugar del país e, incluso, fuera de las fronteras nacionales (solo para la vendimia se fueron 3.500 jienenses). Con estas cifras Jaén es la cuarta provincia de la región andaluza, tras Almería, Córdoba y Huelva, en cuanto a movilidad de trabajadores.

La cifra sitúa a la provincia por encima de la media española y andaluza. Teniendo en cuenta que el número de contratos se situó en 2016 en 518.964, los 71.536 jienenses (datos concretos) que salieron de Jaén para trabajar según el informe de movilidad realizado por el SEPE, representan un nada desdeñable 13,4%, un punto más que un año antes. La agricultura es el sector que registra mayor tasa de movilidad, con un 22,4%, un punto porcentual también por encima de los datos de 2015.

Obligados a salir

No sólo salieron de Jaén, también hubo una cifra importante que vino a la provincia a trabajar durante el pasado ejercicio, por un motivo o por otro, con contratos más o menos largos, aunque el saldo en cualquier caso sigue siendo negativo. Llegaron 67.708, por lo que casi cuatro mil jienenses salieron más que los que vinieron.

Las puertas se cierran más en la provincia para las mujeres según estos datos y es que mientras el saldo de hombres es positivo (5.925, entraron 57.862 y salieron 51.937) el de las mujeres es de rotundamente negativo (-9.753, entraron 9.846 y salieron 19.599). En total, en la provincia de Jaén se hicieron 518.964 contratos el pasado año, 451.256 de ellos en la provincia.

Precisamente, en el año en el que pareció estar haciéndose mucho más visible la recuperación económica, el pasado 2016, los contratos que implicaron movilidad laboral han superado los 2,6 millones por primera vez en la historia de España. En concreto, se registraron 2.627.075 contratos de este tipo, tras cuatro años de crecimiento consecutivo a nivel nacional.

De 2001 a 2007, estos contratos también aumentaron de manera constante, pasando de 1.461.057 a 2.276.249, la tercera cifra más alta de toda la serie, sólo superada por los datos de 2015 (2.383.464 contratos) y los dados a conocer ayer, referentes a la anualidad de 2016.

En el caso de Andalucía, más de 650.000 profesionales han cambiado de provincia para trabajar en el último año, una cifra un 12,2% superior a la registrada en 2015, cuando se desplazaron 580.000 profesionales. De ellos, la séptima parte son almerienses. Y tiene cierta lógica atendiendo a que la agricultura es el sector que registra mayor tasa de movilidad, con un 22,4%, un punto porcentual por encima de los datos de 2015. En segundo lugar se sitúa construcción, donde el 16,1% de los contratos que se firman suponen el desplazamiento del profesional a otra provincia.

A la cabeza

Por comunidades autónomas, Canarias y Galicia son las regiones con menor tasa de movilidad interautonómica. A continuación se sitúan Andalucía, con un 5,1%, y Cataluña, con un 6,3%. En gran parte esto es debido al tamaño de las comunidades (en todos estos casos son regiones pluriprovinciales).

Las comunidades con mayor tasa de movilidad autonómica son las de La Rioja, Murcia y Madrid (uniprovinciales) y las de Castilla-La Mancha, fuertemente determinadas por la atracción de ciudades muy grandes en su entorno (Valencia, Madrid o Alicante, por ejemplo).

Fotos

Vídeos