Ideal

Las lluvias se ceban con Martos y dejan inundaciones en varias zonas

video

Las inundaciones sorprendieron a Martos en menos de media hora, afectando especialmente a la parte baja del municipio. / P. LUQUE

  • Otros municipios registraron precipitaciones, pero nada comparable con esta localidad, donde cayeron 17 litros por metro cuadrado en media hora

La típica premisa de 'el tiempo está loco' cobró ayer más sentido que nunca. Como si un clima tropical azotase la provincia, en algunos puntos los vecinos soportaron fuertes lluvias, pero vistiendo atuendos veraniegos. Precipitaciones y 36 grados centígrados. Una tormenta de verano que en localidades como Martos fue más allá e inundó calles, negocios y viviendas.

En el resto de la provincia, lluvias localizadas -en la capital cayeron algunas gotas pasadas las 19:00 horas- pero nada comparable con el municipio marteño, en el que una tormenta de lluvia y granizo dejó anegaciones en varias zonas, fundamentalmente en el Polígono Cañada de la Fuente y en la parte más baja del municipio.

«Ha comenzado sobre las 16:00 horas y el problema es que han caído 17 litros por metros cuadrado con granizo y agua sin parar en menos de media hora, más lo que luego ha seguido cayendo, de modo que las tragonas del alcantarillado no han tenido capacidad suficiente para absorber tal cantidad», explicó a Europa Press el alcalde, Víctor Torres.

El regidor, al que la tormenta pilló fuera de la localidad aunque estuvo en contacto telefónico con sus compañeros del gobierno municipal para seguir la situación, precisó que «se vio afectada la parte baja del municipio», especialmente puntos como el polígono Cañada de la Fuente, el parque, la zona de Nuevo Martos o la estación de autobuses.

Según añadió, junto a las incidencias registradas en diversas calles y avenidas, también hubo incidencias en bajos, cocheras y algunas casas con sótano. «La Policía Local ha cortado algunas vías para prohibir el paso mientras estaba la lluvia y los concejales de Presidencia, que estaba de alcalde en funciones, y de Obras y de Servicios analizan con la empresa concesionaria de agua y saneamiento las medidas que hay que adoptar», afirmó.

El alcalde dijo esperar que todo pueda volver a la normalidad lo antes posible y empezar a realizar las tareas de limpieza, al tiempo que hizo hincapié en que el problema fue «sobre todo la gran cantidad de agua que ha caído en tan poco tiempo».

La Agencia Estatal de Meteorología no registra para hoy alertas importantes por precipitaciones en la provincia, por lo que parece que lo peor ha pasado ya.

Por su parte, desde Emergencias 112 Andalucía informaron de que durante la tarde de ayer no recibieron llamadas con motivo de las tormentas y de las precipitaciones caídas en Martos y alrededores. No obstante, advirtieron que hasta las 20:00 horas permaneció la alerta amarilla por tormentas y rachas de viento en Jaén capital y montes aledaños.

Tampoco los bomberos de Jaé n tuvieron ninguna salida relacionada con las inclemencias meteorológicas en los municipios más próximos a la capital y que entran dentro de su ámbito de actuación.

Las precipitaciones que ayer afectaron a algunos puntos de la provincia estuvieron acompañadas de unas temperaturas de lo más veraniegas. Así, en la capital se alcanzaron los 36 grados de máxima y 25 de mínima, mientras que en Martos, el municipio con el que la lluvia se cebó, el mercurio rondó los 35 de máxima y los 21 de mínima.

En cuanto a las previsiones para esta semana, el aviso por elevadas temperaturas es amarillo (indica riesgo) al menos hasta mañana en Sierra Morena, El Condado y el Valle del Guadalquivir, con máximas que rozarán los 38 grados. Las horas del día de mayor riesgo serán desde las 12:00 hasta las 20:00 horas. En la capital jienense se esperan para hoy máximas de 37 grados y mínimas de 24, en la misma línea que la predicción para mañana.

Y es que lo cierto es que estamos ante el mes de junio más caluroso de la historia de Jaén. El pasado sábado se llegó a los 40 grados y se superaron los 39,2 grados de 1994, mientras que la mínima se quedó en 27,8 grados, un registro más alto que los 27,1 grados de 2004.

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Rubén del Campo, precisó que no está previsto un descenso notable y generalizado de las temperaturas hasta el próximo domingo, cuando los termómetros se situarán en valores propios de esta época del año.

Este organismo insistió en la importancia de limitar la exposición al sol, de mantenerse en lugares bien ventilados, de beber frecuentemente agua o líquidos y de limitar la actividad física en las horas centrales del día. Protección Civil recordó además que las altas temperaturas, unidas a los fenómenos tormentosos, aumentan el riesgo de incendios forestales.