Ideal

«La provincia se merece un trato más respetuoso y tenemos un proyecto alternativo en el PP»

«La provincia se merece un trato más respetuoso y tenemos un proyecto alternativo en el PP»
  • «José Enrique (Fernández de Moya) no ha entendido el mensaje, está más en quienes están con ellos y no en quienes no están y por qué», afirma Miguel Moreno, que optará a la presidencia del PP

Miguel Antonio Moreno Lorente nació en Jaén en 1964. Es licenciado en Derecho y alcalde de Porcuna con mayoría absoluta desde 2007 (en 2015 obtuvo el 63,5%, uno de los porcentajes más altos del país). Forma parte del comité ejecutivo provincial del PP y del comité ejecutivo territorial del PP andaluz, y es diputado provincial del PP.

El martes, un día después de que el actual presidente provincial, José Enrique Fernández de Moya, confirmara su intención de presentarse a la reelección, lo hizo también Moreno, a las puertas de la Diputación y arropado de forma sorpresiva por otros doce alcaldes, aunque asegura que la opción que lidera cuenta con el apoyo de 20 de los 25 alcaldes del PP, además de algunos pedáneos.

Niega que sea una rebelión, e incluso que haya malestar en el partido. Habla de una «alternativa» que plantea, citando a San Juan de la Cruz, «con mano blanda y toque delicado». De hecho, elogia el trabajo hecho durante estos 16 años Fernández de Moya y dice que su reciente cargo como secretario de Estado de Hacienda es por méritos propios, pero que ahora toca alguien que se dedique a tiempo completo a la provincia. Toca, dice, «renovación, democratización interna y apoyo a las estructuras del partido en todos los municipios» y no sólo en la capital.

– ¿Le ha sorprendido el elevado número de alcaldes que le apoyan?

– Sabía lo que había. Fui designado para liderar esta altenativa y llevo recibiendo apoyos desde hace dos años. No me ha sorprendido.

– Pero no había trascendido.

– No, porque este es un partido cohesionado, que guarda las formas y que atiende a las normas, como el apoyo al líder elegido democráticamente. Y así ha sido. Pero ahora estamos en tiempo de congresos y hay que tomárselo de una forma natural, como una fiesta de la democracia, y verlo con cultura democrática. Y luego, el que gane, pues gana, y el que pierde, pues se pone a disposición del que gane.

– Reconoce que en los últimos años se han hecho las cosas bien en el PP de la provincia. No es por tanto una rebelión cruenta, ¿no?

– No. Hay que utilizar la palabra y hacerlo desde el respeto y la cordura. No es un quítate tú para ponerme yo.

– Entonces, ¿cuál es el motivo del malestar con la dirección?

– Yo no hablaría ni de malestar. Pero hay localidades como Cambil, Escañuela o Burunchel donde hemos perdido hasta la estructura del partido y hay que recuperar ese empuje con un proyecto de renovación, desde la democratización. Porque el resultado de un proceso así será ilusión y obligación moral de cumplir lo comprometido.

– Quieren un presidente con dedicación total a la provincia

– Sí, con dedicación entera a la provincia y a sus vecinos y que estos participen en las decisiones importantes. No puede ser que nos enteremos por la prensa de quién va en esta o aquella candidatura. No puede ser que el cabeza de lista al Congreso sea de Jaén capital, que el cabeza de lista al Parlamento andaluz sea el teniente de alcalde de la capital, que el portavoz de la Diputación sea de Jaén capital, que la subdelegada del Gobierno sea de Jaén capital... La provincia se merece un trato más respetuoso. Pero no queremos la confrontación. Queremos conservar lo mucho que hemos conseguido entre todos en el partido y mejorarlo. José Enrique no ha entendido el mensaje, están más bien en quiénes están con ellos y no en quiénes no están con ellos y por qué. En comprender que eso es por algo. Si tantos representantes del partido tenemos una opinión común, es por algo. Es porque tenemos un proyecto alternativo. Y no debe ponerse nervioso, ni ir con prisas, ni confrontar con las direcciones del partido. Esto hay que verlo como algo bueno para el partido.

– ¿Cómo interpreta la famosa modificación de los estatutos sobre las incompatibilidades de los cargos?

– El artículo 10, efectivamente, habla de una excepción del 9, pero tiene que decidirla un órgano del partido que aún no está ni constituido. Esto no se arregla con una llamada telefónica y ya está.

– ¿Tienen el apoyo de la dirección andaluza del partido?

– Ni lo tenemos ni lo queremos ni los vamos a tener. Su misión es mantenerse neutral y que el congreso provincial discurra por sus cauces normales y apoyar al presidente y al equipo que salgan del mismo.

– ¿Cuál es su siguiente paso?

–De momento vamos a frenar un poco para centrarnos en clave regional, no podemos interrumpir el proceso congresual en Andalucía y a partir del 20 de marzo tocarán los congresos provinciales. Aunque seguiremos manifestando nuestras fortalezas, nuestros apoyos, nuestras inquietudes y nuestro proyecto, sin titubeos. Esta es una alternativa seria y vamos a ir a por todas.