Ideal

Arquillos espera ya al Pelotero

El Pelotero tentando a los niños en una de las actividades.
El Pelotero tentando a los niños en una de las actividades. / García-Márquez
  • El peculiar personaje se convierte en centro de las fiestas de San Antón

En Arquillos se dice de manera popular que «hasta el Pelotero y San Antón, Pascuas son». Entre el lunes y el miércoles el pueblo condatense celebra sus tradicionales fiestas en torno al patrón del municipio. La renovación del voto por el alcalde, las persecuciones del pelotero, lumbres, cohetes, procesión y las coplillas aceituneras constituyen los elementos básicos de estas fiestas las primeras del ciclo festivo anual de la provincia. Durante tres días el pueblo hace un alto en la recolección de aceituna, se dedica a disfrutar y a entonar coplillas de campo: «Cuando acaba la aceituna / a 'toicos' los bailes vas. /Más vale que bailes menos / y que cojas muchas más». Las fiestas tienen su preámbulo el sábado con el concurso de petanca 'Villa de Arquillos' y el musical 'Tu festival me suena' en el que intervendrán los cantantes Hugo Salazar, Maki, María Artés, Juanjo y De Cai.

Repique de campanas

El domingo habrá una comida para los mayores amenizada por la cuna Cuarentuna y talleres infantiles. Pero será el lunes, víspera de San Antón, cuando haga su aparición el Pelotero. Tras el repique de campanas y el disparo de cohetes lanzados desde el balcón del Ayuntamiento, el personaje ataviado con un vestido burlesco correrá tras la chiquillería con un látigo al que se le anuda una alpargata en el extremo de su cuerda. Por la tarde habrá un pasacalles amenizado por la banda de música Puerta del Condado, el alcalde Miguel Ángel Manrique renovará el voto de ayuno y abstinencia, Rafael Botello pronunciará el pregón y en la verbena actuará la orquesta Zodiaco.

El martes, día grande, misa mañanera con la coral Nuestra Señora de la Encarnación de Peal de Becerro a la que está especialmente invitada toda la corporación. Posteriormente San Antón, conocido popularmente como 'El Agüelete', será procesionado por las calles del pueblo. En la Plaza del Condado habrá una quema de fuegos artificiales y en la verbena actuará por segundo año, tras el éxito en la edición anterior, la orquesta La Tentación, .

El 18, conocido como 'San Antonillo', tras los concursos de pesca en El Guadalén y de tiro al plato en el futuro polígono industrial, segunda procesión del santo en la que se cantarán coplillas como ésta: «Madre, las collejas, / madre, la talega; / madre, el ramón, / 'pa' la lumbre de San Antón». Este día, en el que se recuperará la tradición de portar la imagen del patrón hasta el cementerio a modo de homenaje a todos los hermanos fallecidos, se efectuará una bendición de animales junto a la entrada del templo. Habrá, además, una paella gigante amenizada por la música de José Almazara y en la verbena fiesta joven con música discotequera.

Otro peculiar símbolo arquillero son sus hogueras. El pueblo tiene el privilegio de encender lumbres durante dos días seguidos. Entre hoguera y hoguera se queman cientos de kilos de pólvora, ya que es usual que los devotos del santo hagan tronar cohetes a millares. La tradición recuerda el origen carolino del pueblo, cuando en la zona abundaban dehesas inexploradas por las que circulaban con cierta frecuencia lobos y otras alimañas. Los lugareños disparaban al aire sus trabucos para espantar a las fieras y quedó, desde entonces, el tremendo estruendo anual que se repite año tras año y con tal fuerza que el ruido se hace oír en las vecinas localidades de Navas de San Juan y Vilches.