Ideal

Denuncias ciudadanas destapan una veintena de puntos de venta de tabaco ilegal en la provincia

Una estanquera agarra un paquete de tabaco.
Una estanquera agarra un paquete de tabaco. / IDEAL
  • Tiendas minoristas, viviendas particulares y bares sin máquinas expendedoras, los «mercados clandestinos»

Gracias a la colaboración ciudadana más de una veintena de puntos de venta ilegales de tabaco se han destapado en la provincia en 2016. Las tiendas minoristas de venta al público en las que está prohibida la venta de tabaco acumulan un importante volumen de denuncias, seguidas de los bares que no utilizan las máquinas expendedoras destinadas al comercio legal y las viviendas particulares que, a modo de estancos clandestinos, realizan esta actividad ilegal, que supone un perjuicio importante para los estancos y puntos de venta legales. A través de dos plataformas digitales -el site nocontrabando.altadis.com y la app para dispositivos iOS y Android 'NO Contrabando'- la compañía Altadis ha canalizado a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado denuncias anónimas procedentes de toda la provincia. En total, 23, destacando la ciudad de Linares donde ha habido siete, seguido por La Iruela con tres y Jimena, Torreblascopedro y Andújar, donde hace solo unas semanas la Policía Local intervino 117 cajetillas de tabaco en comercios sin autorización para la venta. Estos establecimientos la suelen expender mediante los cigarrillos sueltos, además de las cajetillas. También han sido localizados puntos ilegales en la capital, Alcaudete, Begíjar, Huelma, Los Villares, Torreperogil y Vilches.

A nivel nacional, Altadis ha recibido 1.360 denuncias. De ellas, 797 correspondieron al segundo semestre del año, cuando el ritmo de las mismas aumentó un 41,6% respecto al semestre anterior. Por meses, los de mayor actividad han sido julio (173), octubre (158) y noviembre (155). La procedencia de las denuncias coincide con aquellas comunidades autónomas más golpeadas por el contrabando de tabaco. Así, Andalucía ha acumulado el 68,8% de los avisos recibidos, seguida por la Comunidad Valenciana (6,9%), la Comunidad de Madrid (6,1%) y Extremadura (5,8%).

Por provincias, las que han registrado un mayor número de denuncias han sido las andaluzas, con Sevilla (25%), Córdoba (13,9%), Cádiz (10,7%) y Málaga (10,4%) encabezando una clasificación que integran también Madrid, Badajoz, Alicante o Huelva.

Respecto al origen de las denuncias, la aplicación para smartphones de Altadis ha sido el canal elegido para la realización del 25,6% del total, pese a que su lanzamiento se produjo en el mes de junio.

Altadis considera que la sensibilización e implicación de toda la sociedad en la resolución de este problema es la mejor y más efectiva herramienta para luchar contra el comercio ilícito de tabaco, en tanto que hasta las grandes operaciones frente al contrabando de este producto comienzan a menudo con denuncias de ciudadanos que ponen tras la pista a las autoridades.

La información que facilitan los usuarios a través de las plataformas de Altadis es detallada y permite conocer los canales a través de las cuales el tabaco ilegal llega al mercado.

Solo en la primera mitad del pasado año, el comercio ilícito de tabaco ocasionó unas pérdidas económicas en Andalucía de 236,6 millones de euros, de los que 124,6 millones de euros corresponden a la pérdida de ingresos por recaudación fiscal en la comunidad, según recoge la segunda fase del estudio de investigación 'Estimación de las implicaciones económicas generadas por la venta ilícita del tabaco en la comunidad autónoma de Andalucía y en el conjunto del territorio español'.

Un 8,8% del total

Jaén fue la única provincia en la que subió el índice de contrabando, casi tres puntos, hasta el 8,8 por ciento. Es decir, casi uno de cada diez cigarrillos que se fumarían en la provincia sería de contrabando. Cádiz encabeza el ranking de las que tienen un mayor índice de contrabando al situarse en un 47,2%.