Ideal

UPA señala que la producción de aceite de oliva puede verse mermada por el bajo rendimiento graso

  • Cristóbal Cano, secretario general de este colectivo, ha explicado que "este año sorprende negativamente es el bajo rendimiento graso de la aceituna", que se debe fundamentalmente al otoño seco y caluroso con unas lluvias a principios de noviembre con las que el fruto cogió peso pero sin tiempo ya para formar aceite

La producción de aceite de oliva en la provincia de Jaén puede verse mermada en esta campaña "por el bajo rendimiento graso" que se está registrando, de modo que, si se llega a las 542.000 toneladas que la Junta de Andalucía previó en su aforo, será "muy justo".

Así lo ha señalado este martes en rueda de prensa el secretario general de UPA-Jaén, Cristóbal Cano, quien ha explicado que "este año sorprende negativamente es el bajo rendimiento graso de la aceituna", que se debe fundamentalmente al otoño seco y caluroso con unas lluvias a principios de noviembre con las que el fruto cogió peso pero sin tiempo ya para formar aceite.

Según ha comentado, se están dando niveles medios "dos o tres puntos" inferiores a otras campañas (la pasada, por ejemplo, estuvieron en torno al 23 por ciento) "y en todas las zonas". "Con esto, el aforo que la Junta presentó, con 542.000 toneladas en Jaén, entendemos que si llegamos va a ser muy muy justo. No pasará como la pasada campaña, cuando se superó", ha manifestado.

Cano, además, se ha detenido el umbral "aceptable" en los precios actuales del aceite de oliva, alrededor de los tres euros, aunque ha llamado la atención sobre un aspecto que "no puede mantenerse": la "poca diferencia" que existe entre el lampante y el virgen extra, el de mayor calidad, con 3,19 y 3,49 euros, respectivamente, según el sistema Pool Red de información de precios en origen.

Ha subrayado, en cualquier caso, que no hay que conformarse con ese precio "aceptable" en general y se debe seguir trabajando en la comercialización y en la especialización "en vender bien nuestras comarcas y nuestra provincia para que repercuta más en precio frente a otros que tienen explotaciones con menores costes de producción".

Atomización contraproducente

En este sentido, ha hecho hincapié en que "la atomización del sector en Jaén es contraproducente". "Ahora tenemos una coyuntura buena de precios, pero no es resultado del buen trabajo que hemos hecho nosotros, sino de circunstancias digamos externas y no podemos estar esperando a que haya pocas producciones en Italia, Grecia o Túnez", ha comentado.

Por ello, ha defendido la apuesta por la comercialización y la participación de la Interprofesional para cuestiones como la promoción en países terceros con demanda en el consumo y sin escandalizarse tampoco por que haya nuevas plantaciones en otros lugares.

A su juicio, "un país que es productor automáticamente se convierte en consumidor y necesita más aceite del que produce". "Si hacemos las cosa bien y despertamos la demanda en un mercado como el asiático, bienvenidos sean los olivares en China, que los de Jaén hemos sido siempre los que mejor y más aceite hemos producido y no tendremos problema en ponerlo en valor allí", ha afirmado.

De su lado, la secretaria de Administración e Igualdad, María Inés Casado, ha asegurado que seguirán "trabajando por la plena igualdad". En su opinión, "es principal que los empresarios se mojen en cuanto a la contratación de mujeres y que no haya ninguna discriminación".

Según ha añadido, en torno a un 20 o 25 por ciento de las personas que forman las cuadrillas en la aceituna son mujeres; un "porcentaje bajo", similar al del año pasado, aunque "ha habido unos años en que prácticamente no ha habido ninguna". "Con respecto a eso estamos contentos, pero lo que queremos es conseguir al menos el 50 por ciento, que es algo un poco complicado", ha dicho no sin valorar la apuesta para potenciar la formación en manejo de maquinaria, ya que la recogida es cada vez más mecanizada.

Balance

Junto a la situación del olivar y el aceite de oliva, principal sector agrícola en la provincia de Jaén, Cano ha hecho balance de 2016 y ha abordado algunas de las cuestiones más importantes en las que UPA-Jaén seguirá trabajando a lo largo de este año.

En el primer ámbito, ha aludido al "año atípico" que 2016 fue para la organización con el cese de su ejecutiva, la creación de una gestora y la elección de una nueva dirección en mayo, a pesar de lo cual se ha funcionado "con normalidad" y la defensa del pequeño y mediano agricultor y ganadero "no ha mermado por estas cuestiones internas".

Se ha referido, además, a la aplicación de la PAC y la constatación, una vez publicados los derechos de pagos directos, de "pérdidas muy importantes" para Jaén y Andalucía. "Ya no hay más debate", ha indicado al respecto para señalar el efecto de la modulación lineal del 8,64 por ciento para todos los perceptores, cuando antes estaban excluidos los que recibían menos de 5.000 euros.

Junto a ello, ha expresado el "desacuerdo" de la organización con la flexibilización de la figura de agricultor activo" de cara a la PAC de este año, imprescindible para acceder a las ayudas. "Queremos que lleguen al que realmente trabaja la tierra, produce alimentos y no a está en este sector para especular o para vivir de otra cosa", ha declarado.

Tras aludir a la disminución en los fondos del segundo pilar, de desarrollo rural, también ha lamentado la no inclusión del olivar de baja producción y alta pendiente en las ayudas asociadas de la PAC. Al hilo, ha señalado la "poca voluntad de acuerdo" del Gobierno al convocar la reunión para analizarlo un día antes de expirar el plazo, con lo que no se podrá volver a hablar de ellas "hasta 2020" con la nueva PAC.

Y en ese nuevo marco de la Política Agrícola Común, sobre el que ya se está hablando, será otro de los elementos destacados en la acción de UPA-Jaén. Para Cano, "los pagos directos seguirán existiendo" porque han demostrado su éxito para la permanencia de la actividad, pero habrá que "trabajar mucho en el enfoque".

Junto a ello, ha defendido que en la nueva PAC se tenga en cuenta criterios sociales y para posicionar al agricultor y ganadero en el mercado, así como los medioambientales, primando la "agricultura verde" con el reconocimiento de los beneficios que supone para la sociedad en términos, por ejemplo, de absorción de CO2 o freno a la erosión.

Ley de agricultura y ganadería

Por otro lado, UPA-Jaén estará pendiente de la aprobación de la futura ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía, "fundamental" en una comunidad donde estas actividades poseen un importante peso y que "debe cubrir las expectativas" del sector.

"Estamos moderadamente contentos con el anteproyecto", ha afirmado Cano, quien ha aludido al trabajo que ha venido realizando de la entidad para realizar aportaciones. Entre otros aspectos, ha destacado la inclusión de un mayor seguimiento de la Ley de Cadena Alimentaria por la Junta, materia en la que "Andalucía hasta ahora no ha hecho bien sus deberes".

De este modo, "va a ampliar esas competencias (que tienen las comunidades) y un régimen de fuertes sanciones" para evitar prácticas abusivas de grandes distribuidores, como la venta a pérdidas, con el objetivo de que "no se juegue con los precios" banalizando productos como el aceite de oliva, la leche o la carne de pollo.