Ideal

La UPA reclama al Gobierno y a la Junta que "arrimen el hombro" por la presa de Siles

  • Piden el aumento de la superficie regable más allá de las 3.500 hectáreas establecidas, así como del agua destinada a riego, ya que en total tiene una capacidad de 30 hectómetros cúbicos y podría "pasar de seis a 15 los hectómetros cúbicos para regadío"

UPA en Jaén ha solicitado al Gobierno de España y a la Junta de Andalucía que "arrimen el hombro" y se pongan de acuerdo para ejecutar las canalizaciones de la presa de Siles, de modo que "no esté muerta de risa" y se pueda permitir su aprovechamiento para el regadío en la comarca de Segura.

Así lo ha indicado este martes en rueda de prensa el secretario general de la entidad, Cristóbal Cano, quien ha recordado que forman parte de la plataforma creada en esta zona con la participación de "todas las organizaciones agrarias, ayuntamientos de diferentes colores políticos" y la asociación comarcal de desarrollo rural.

De esta forma, "todos a una", piden el aumento de la superficie regable más allá de las 3.500 hectáreas establecidas, así como del agua destinada a riego, ya que en total tiene una capacidad de 30 hectómetros cúbicos y podría "pasar de seis a 15 los hectómetros cúbicos para regadío", cifra ésta con la "se pueden llegar a las 10.000 hectáreas regables".

"A partir de ahí, encontramos el problema de quién financia las canalizaciones. Las administraciones tienen que ponerse de acuerdo. Nos da igual que lo pague Juan o Pedro, lo que queremos es que esa presa y esas canalizaciones lleven el agua a pie de los olivares, se declaren las obras de interés general y se pongan de acuerdo Junta y Estado", ha subrayado Cano una vez que cada una de ellas esgrime que la competencia para ejecutarlas es de la otra.

En este sentido, les ha demandado "que arrimen el hombro" y ha considerado que "poco rédito político se puede sacar de una cuestión tan sensible", al tiempo que ha defendido que "el interés general debe estar por encima de los partidos y luego que cada uno venda la gestión como quiera".

Así las cosas, ha incidido en la necesidad de que la presa de Siles, "largamente deseada por la comarca" y ya construida, "no esté muerta de risa" y el agua pueda destinarse a uno de los fines más importantes para los que se concibió: un regadío que a día de hoy sigue sin producirse.

Otro caballo de batalla

Cano, además, ha explicado que "otro caballo de batalla que va a tener continuidad en 2017" para UPA-Jaén es la situación de ocho comunidades de regantes de las Vegas Altas del Guadalquivir con "las liquidaciones extraordinarias y sin ningún sentido" hechas por Seiasa, entidad participada por el Ministerio de Agricultura, que "pide más de tres millones de euros en Jaén que afectan a más de 2.000 familias".

Según ha dicho, hay incluso algunas que "no llegaron a pasar obras y les pasan liquidaciones de más de 90.000 euros" y otras que "firmaron el convenio, ejecutaron las obras, financiaron la parte que les correspondían y ahora ven con sorpresa cómo le piden una liquidación extraordinaria sin justificación".

A la espera de una nueva reunión con la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, solicitada por los afectados, ha recalcado que "hace falta también voluntad política". Por ello, ha señalado que "si se acaban los pasos más formales", "las movilizaciones van a estar en la calle" probablemente a lo largo de este primer trimestre del año porque los ánimos están "bastante calientes".

Finalmente y sin dejar el ámbito de los regadíos, Cano se ha referido a la publicación "en los próximos meses" de la orden de regadíos, que "va a ser un importante revulsivo para los regantes de la provincia". "Vamos a poner todo nuestro departamento técnico y de asesoramiento para que se puedan acoger al máximo de ayudas y aumentar superficies con las dotaciones que tiene y hacer más rentables sus explotaciones", ha comentado.