Ideal

Andalucía oriental busca su tren

Llegada de viajeros a la Estación Linares Baeza.
Llegada de viajeros a la Estación Linares Baeza. / ENRIQUE
  • La próxima Mesa del Ferrocarril será en Jaén, que pide su vertebración norte-sur

La próxima estación de la Mesa del Ferrocarril de la Andalucía más oriental es Jaén. El «frente común» hecho por Granada, Almería y la provincia jienense contra el «aislamiento ferroviario», que se reunió en Guadix en septiembre de este año por primera vez, tendrá su siguiente cita en suelo jienense en próximas fechas, según se anunció ayer en la reunión de la Mesa en la ciudad de la Alhambra, donde hoy cumplen 600 días sin tren. El nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, responsable de las infraestructuras en España, anunció ayer al alcalde granadino, Francisco Cuenca, que visitará la ciudad nazarí en un plazo de dos semanas para hablar de la puesta en funcionamiento de la alta velocidad y el aislamiento ferroviario de la provincia. Hace una semana el ministro también informó de que viajará a Almería para analizar la situación. Algo se mueve en las ciudades vecinas, aunque no sea aún el tren. También mediante manifestaciones ciudadanas y peticiones de las autoridades reclamando avances en las líneas ferroviarias. De Jaén, ni una palabra del ministro, aunque el frente común podrían tener representación en estas reuniones o al menos hacer llegar sus peticiones de primera mano.

El objetivo de esta próxima Mesa en nuestra provincia será el de arrancar ya compromisos y propuestas concretas y realistas. En el caso del ferrocarril en Jaén, la vertebración norte-sur de la provincia «alargando la vía hasta Vilches, saliendo hacia Cádiz desde ahí en lugar de desde Jaén (con los mismos trenes que hay se podría hacer aprovechando la relación directa que hay con Cádiz y con Córdoba, Sevilla y Madrid); y modificar los horarios», explica Manuel Núñez, representante de la mesa del ferrocarril de Jaén y miembro del comité de empresa de Adif por CCOO. Sobre la alta velocidad, gran reivindicación de las provincias vecinas, pocas esperanzas. Más de una docena de capitales que empezaron las obras después que Jaén -en 2002- ya disponen de AVE.

Sin mejora por el AVE y sin AVE

El anuncio de De la Serna de que visitará Almería lo hizo en Murcia, adonde dijo el AVE llegará en 2017. Otra con alta velocidad antes que Jaén (A Coruña, Ourense, Santiago de Compostela, Vigo, Pontevedra, Albacete, Alicante, Toledo, Cuenca, Palencia, León, Salamanca, Figueres, y en cuestión de meses, se inaugurará en Zamora, Burgos, Castellón y Granada. Se ultima en Badajoz, Cáceres y Plasencia).

«Todo son muy buenas palabras pero al final nada. En Jaén nos tienen olvidados, las obras están totalmente paradas y sin visos de comenzarlas de nuevo», se lamenta Núñez. «El AVE no resulta, es muy caro. Renfe se va a gastar una millonada en nuevos trenes, porque a los 15 años los tienes que cambiar, aparte del mantenimiento y todas las reparaciones, que cuestan mucho. Es un avión con ruedas, no te puedes permitir un fallo. Aquí en Jaén si se hace te puedes ahorrar 40 minutos (a Madrid) pero tendrías que pagar el doble del billete y generando más gastos, porque aun así no cubriría su coste y habría que seguir subvencionándolo. Hasta 2020 no vemos el AVE en Jaén con suerte. El gobierno ha apostado por el norte de España, con o sin razón», valora Núñez.

Sacar la estación, «un atraso»

Su apuesta, siendo realistas, es dejar de lado de lado la alta velocidad, «que no va a solucionar los problemas que tiene Jaén» y apostar por mejorar las infraestructuras existentes y recuperar otras, como el tren de mercancías. «Se han olvidado del todo. Ni un gramo de aceite se transporta en ferrocarril, todo sale por carretera. Luego hablan del acuerdo de París o la contaminación y pasan del ferrocarril, que es uno de los medios de transporte más ecológicos. La empresa Koipe en Andújar tiene vías dentro de la propia empresa y no se usan, o Vilches las tenía pero las han desmontado por no utilizarlas. Por no hablar del Puerto Seco, que está eso, seco», señala.

En las tomas de contacto anteriores de la Mesa se habló de mejora de los vehículos y de las vías para bajar los tiempos. Del mismo modo, Núñez considera apremiante intervenir en el tramo entre Espeluy y Jaén, «que es vía única y como termina en Jaén no hay instalaciones para varios trenes en el trayecto. Son 28 kilómetros desde Mengíbar a Jaén, que tarda unos 25 minutos, casi una hora entre ida y vuelta, en la que no puede haber otro tren. Se podrían colocar semáforos en la vía cada tres kilómetros para agilizarlo, pero esas instalaciones no existen tampoco en Jaén. No quieren invertir en esa vía porque están haciendo el AVE, pero no hacen ni una cosa ni otra», lamenta Núñez, al tiempo que pide que no se saque el ferrocarril del centro de la ciudad, «es un atraso, sería mejorable con poco dinero», que se acabe con el desmantelamiento del ferrocarril en la provincia y se apueste por su puesta en valor «por sus muchas ventajas».