Ideal

La lluvia retrasa el inicio de la aceituna y tira de los precios hacia arriba por el corto enlace

La lluvia retrasa el inicio de la aceituna y tira de los precios hacia arriba por el corto enlace
/ EFE
  • Se confirman las noticias sobre la pobre campaña en Italia y otros países y se estima la caída de la producción mundial entre un 8 y un 10%

Este lunes cayeron alrededor de 30 litros por metro cuadrado en Jaén. El servicio de información meteorológica de la Confederación Hidrológica del Guadalquivir informó de precipitaciones por encima de los 70 litros en la Sierra de Andújar y en Despeñaperros, de 45 en puntos de la Campiña Norte, por encima de los 30 en el Condado, 25 en Segura, 15 por Cazorla, y cantidades menores en Mágina. Una bendición para el olivar. Seguirá cayendo al menos hasta el domingo. Hay pronósticos a más largo plazo (menos fiables por tanto) que dan agua hasta el miércoles de la semana que viene.

Además de regar el campo sediento y subir el nivel de los pantanos (actualmente están al 45%, un porcentaje pobre para estas alturas del año) la lluvia ha frenado la cosecha de la aceituna. Estaba previsto que se generalizase entre esta semana y la que viene. Ahora se retrasa.

El primer efecto de las lluvias ha sido la agitación de los mercados. Con la certeza de que ésta sería una semana mojada y no se iba a producir aceite nuevo, los precios han tirado al alza. A lo largo de la semana pasada el lampante rompió la barrera de los tres euros y se situaba en 3,15, según la referencia del sistema Pool Red. El virgen extra oscilaba entre los 3,5 y los 3,8 euros por kilo.

Con la cosecha del año pasado las cantidades de enlace entre campañas eran muy justas, y el retraso en la producción por las lluvias está ocasionando estas ligeras tensiones. Los expertos consultados prevén leves caídas cuando las almazaras estén a pleno funcionamiento al final de la semana que viene. Pero sin fuertes oscilaciones. No hay motivo para pensar en que el aceite abandone la zona de ‘confort’ de los 3 euros por kilo.

Las últimas informaciones internacionales confirman una importante caída de la producción en Italia, donde los olivares han sufrido por la mosca.

Los expertos del Departamento de Agricultura de EE UU (USDA) estimaron en un informe publicado hace este mes que la producción mundial rondará los 2,8 millones de toneladas, un 8 % menos que la campaña anterior.

Las estimaciones del Copa-Cogeca indican, asimismo, un descenso de más del 10 % en la producción de aceite de la Unión Europea (UE) para esta campaña 2016-17, por mala climatología, plagas y enfermedades. En España, Cooperativas Agro-alimentarias calcula 1,3 millones de toneladas, frente a los casi 1,4 millones del año pasado. De nuevo parece que habrá aceite para todo el año. Pero que llegará muy justo.