Ideal

La caída de la delincuencia no frena el repunte de robos con fuerza en domicilios

Un agente de la Policía Científica realiza una inspección ocular en una vivienda.
Un agente de la Policía Científica realiza una inspección ocular en una vivienda. / IDEAL
  • Jaén registra un leve descenso de la criminalidad entre enero y septiembre, mientras que los delitos de sangre y el tráfico de drogas vuelven a crecer

La Oficina Estadística Europea Eurostat establece siete indicadores para medir de forma precisa la criminalidad en un municipio o zona concreta. En sus informes, el Ministerio del Interior añade tres más para completar el panorama. Ante todos ellos, la provincia almeriense ha vuelto a poner un signo negativo en los nueve primeros meses de año. Las infracciones penales registradas en Jaén bajaron de enero y septiembre, según los datos proporcionados por la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Local.

En números concretos se traduce en 12.572 delitos y faltas contabilizados hasta septiembre, un 2,3% menos que en el mismo periodo de 2015. En esta ocasión, la estadística de Interior refleja que durante los nueve primeros meses de este año han subido dos tipologías penales en territorio jienense: el tráfico de drogas y los daños y robos con fuerza en domicilios.

Dos robos diarios en casa

Esta última tipología penal pasó de ser el talón de Aquiles de la provincia jienense en 2014 a convertirse al año siguiente en el caballo de batalla de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, aumentando un 15,2% al año siguiente.

Las últimas cifras publicadas por Interior indican que la provincia de Jaén sufrió 735 robos con fuerza en domicilios entre enero y septiembre, es decir, una media de dos sustracciones diarias en viviendas repartidas por el territorio jienense.

La estadística ministerial, que también incorpora los datos aportados por los cuerpos policiales locales, ofrece resultados dispares entre los municipios mayores de 50.000 habitantes de la provincia. En este sentido, en la capital ha aumentado levemente la criminalidad, hasta alcanzar los 3.522 delitos (+1%), mientras que en Linares ha caído hasta los 1.436 (-1,7%).

Los robos con fuerza en domicilios han subido especialmente en Jaén capital, un 24,8%, hasta los 181. En Linares esta tipología penal sube un 7,9% en los últimos nueve meses, hasta los 68.

La estadística de Interior refleja que uno de los datos positivos para la provincia de Jaén es el descenso de los robos con violencia e intimidación. Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han conseguido un descenso del 5,2% sobre este delito, lo que se traduce en 253 registrados, catorce menos que en el mismo periodo del año pasado. También han caído de forma considerable los homicidios y asesinatos, pasando de cuatro a uno.

Otros se mantienen prácticamente iguales o con tibias variaciones. Es el caso del tráfico de droga, con 70 delitos, siete más que en los primeros nueve meses de 2015. Por el contrario, los daños y los hurtos se han reducido, pasando de 1.567 a 1.505 y de 3.365 a 3.226, respectivamente.