Ideal

Inician mejoras en tres tramos de la Autovía del Olivar donde se concentran los accidentes

Inician mejoras en tres tramos de la Autovía del Olivar donde se concentran los accidentes
  • La actuación, con 2,47 millones de presupuesto, permitirá renovar el firme, corregir los peraltes y sustituir la señalización en 21 kilómetros

La Consejería de Fomento y Vivienda ha iniciado las obras de mejora de seguridad vial en tres tramos de la autovía A-316, Autovía del Olivar, entre Jaén y Martos, considerados zonas de concentración de accidentes.

El consejero de Fomento, Felipe López, ha visitado este miércoles estos trabajos que se realizarán en unos 21 kilómetros, con una inversión de 2,47 millones y una generación de 45 empleos directos, y que estarán finalizados en primavera.

López ha explicado que "esta intervención conllevará, en definitiva, una mejora de la seguridad vial y un incremento de la confortabilidad en la conducción".

Los tres tramos en los que se actúa se localizan entre la intersección con la A-44 y el enlace de la variante de Jaén Oeste y constituye el itinerario de acceso directo a esta vía de los municipios de Alcaudete, Martos, Torredonjimeno, Torredelcampo y Jaén.

Estos puntos se han elegido tras un estudio que ha evaluado las características de la carretera, teniendo en cuenta su Intensidad Media Diaria (IMD), el porcentaje de vehículos pesados, el estado del firme y los niveles de siniestralidad.

La Consejería ha adjudicado los trabajos a principios de noviembre y "el compromiso de la Administración con esta infraestructura y con su objetivo de ofrecer un mejor servicio público en condiciones óptimas de seguridad vial ha permitido acelerar el procedimiento administrativo e iniciar las obras de forma inmediata", ha aclarado López.

De hecho, esa agilización también se verá reflejada en la ejecución del acondicionamiento, ya que se van a reducir a la mitad los plazos inicialmente previstos, pasando de un año a seis meses.

Este trayecto, de Jaén a Martos, tiene la consideración de tramos de concentración de accidentes, de ahí la urgencia de la Consejería por actuar cuanto antes para corregir las deficiencias detectadas, que se resumen en un firme agrietado y deteriorado por la densidad del tráfico, con presencia de blandones y baches.

Esta vía tiene una alta intensidad de tráfico, con 24.645 automóviles/día, de los que un 7 por ciento corresponden a vehículos pesados.

Las obras de mejora que se llevarán a cabo consisten fundamentalmente en la adecuación del firme, con el fresado de aquellos puntos más deteriorados, especialmente en los carriles más usados por los vehículos lentos y la extensión de una nueva capa de rodadura.

También se corregirán los peraltes, se sustituirá la señalización vertical, lo que permitirá aumentar los coeficientes de rozamiento y de adherencia de las ruedas a la carretera, obtener un pavimento homogéneo sin baches y sin desniveles que favorecerán el confort de la conducción e incrementará la visibilidad de los usuarios al volante.