Ideal

Rosa ayer en la calle.
Rosa ayer en la calle. / J. M. L.

«Nos preocupa la salud de Andrés en huelga de hambre»

  • Según el SAT, el exconcejal y candidato de Podemos por Jaén en las elecciones del 20 de diciembre, «ha sido vejado y amenazado por parte de un funcionario de prisiones que llegó a decirle delante de sus hijos que «aquí lo vas a pasar mal»

«Está hecho polvo. Lleva ya tres días en huelga de hambre y se le nota bastante. Está más delgado. Muy blanco. Tiene un tratamiento para controlar la tensión, y tiene ansiedad. Le hemos dicho que lo deje. Pero él dice que sigue adelante. Nos preocupa la salud de Andrés, más en una huelga de hambre», asegura Rosa. La compañera de Andrés Bódalo desde hace más de dos décadas. Ayer fue a visitarlo a la cárcel. Habla con él a diario. Y no oculta su preocupación.

Ayer la familia estaba pendiente de Roma. Allí están el diputado Diego Cañamero y el líder del SAT Oscar Reina, participando en el III Encuentro Mundial de Movimientos Populares. Los dos dirigentes se fotografiaron con Pepe Mujica expresidente de Urugay, pidiendo la libertad de Andrés Bódalo. Y tenían previsto entregar al Papa Francisco una carta para pedir la liberación del político y sindicalista, que cumple condena desde marzo por pegarle a un concejal del PSOE en Jódar.

Rosa sonríe al comentar estas noticias de Roma. Pero su voz se ensombrece al recordar que una sanción disciplinaria va a retrasar el momento de los permisos. El próximo día 9 habrá una concentración en las puertas de la cárcel.

Según el SAT, el exconcejal y candidato de Podemos por Jaén en las elecciones del 20 de diciembre, «ha sido vejado y amenazado por parte de un funcionario de prisiones que llegó a decirle delante de sus hijos que «aquí lo vas a pasar mal». En un comunicado se recoge que ese funcionario, «ante uno de los múltiples problemas de convivencia de la celda dio parte contra Andrés por una supuesta falta de respeto».

A los miembros del SAT les «llama la atención que esta sanción llegue ahora justo para evitar que en enero pudiera obtener el tercer grado», especialmente cuando Bódalo ha mantenido, «a pesar de ser inocente y haber sido encarcelado injustamente, un comportamiento ejemplar».