Ideal

La Carolina paga el 60% de la deuda con la antigua empresa de limpieza

Actividad de una de las máquinas que realiza la limpieza.
Actividad de una de las máquinas que realiza la limpieza.
  • Desde hace un año el Ayuntamiento socialista recuperó el servicio y lo municipalizó «sin coste adicionales» para las arcas locales

El Ayuntamiento de La Carolina ha pagado más del 60% de la deuda con Recolte, la empresa que hasta octubre de 2015 gestionó el servicio de limpieza en el municipio. Hasta la fecha se han abonado en torno a 754.000 euros sobre una deuda total de 1.234.802,40 euros, por lo que la suma pendiente de pago es inferior a los 500.000 euros.

El concejal de Servicios, José Carlos Puga, ha explicado la situación de la deuda con la empresa de limpieza al hilo de la renovación de una operación de tesorería para dar liquidez al Ayuntamiento. La próxima semana se cumple un año desde que se formalizara el rescate del servicio de limpieza, un proceso que se realizó en apenas 3 meses y sin costes adicionales para el municipio, más allá de la deuda acumulada hasta ese momento.

«Creemos que en ese tiempo ha habido importantes mejoras en la calidad de la prestación que reciben los carolinenses», señaló Puga, «lo que no significa que no sea necesario realizar mejoras, todo lo contrario: todavía seguimos trabajando para recuperar zonas ajardinadas que se perdieron, estamos planificando inversiones para contar con la maquinaria necesaria y también, cuando es posible, estamos reforzando el personal, a través de los planes de empleo, para atender lo mejor posible las necesidades del municipio en materia de limpieza y jardines».

Durante el primer año de gestión directa del servicio por parte del Ayuntamiento no solo se ha intensificado el trabajo diario en las calles. «Hemos realizado un esfuerzo muy importante para reponer jardines y podar árboles, ya que uno de los aspectos más deteriorados eran precisamente las zonas verdes, en cuya recuperación seguimos trabajando», manifestó el edil.

La empresa Recolte asumió la gestión del servicio municipal de limpieza en mayo de 2014. En apenas un año «la deficiencia de la prestación era más que evidente y el malestar de la ciudadanía iba en aumento, por eso una de las prioridades de este equipo de gobierno fue el rescate que se negoció dentro de los primeros 100 días de gobierno municipal», subrayó el concejal. En ese sentido recordó: «Hemos asumido una deuda que el anterior equipo de gobierno acumuló porque, durante un año, no pagó a la empresa, por suerte, renegociamos la cancelación del contrato sin costes adicionales».