Ideal

Quesada patrulla por los Picos de Europa

Suelta del quebrantahuesos Quesada.
Suelta del quebrantahuesos Quesada. / J. A. G. M.
  • El quebrantahuesos, que recibe el nombre de la localidad donde fue liberado en 2015, ha sido fotografiado por la guarda del medio natural de Cantabria

Quesada, la hembra de Quebrantahuesos en el Centro de Crías de Cazorla, liberada en julio de 2015 en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, vuela a sus anchas por el Parque Nacional Picos de Europa. La joven ave ha sido fotografiada por Nani Rodríguez, guarda del medio natural de Cantabria, cuando sobrevolaba el Macizo Central de los Picos de Europa a la altura de los puertos de Áliva.

La Fundación Gypaetus se ha encargado de transmitir la buena nueva del quebrantahuesos al que en algunos momentos se le había perdido la pista: «Se trata de una observación importante, pues a Quesada no le funciona el emisor y dependemos de avistamientos del ejemplar para saber por dónde deambula y como se encuentra», se advierte desde la Fundación.

Quesada, nacida el 23 de abril de 2015, es descendiente de la pareja formada por Andalucía y Salvia y procede del Centro de Cría en Cautividad de Guadalentín. El animal tomó el nombre de la ciudad de la sierra porque fue liberada tras un acto que se celebró en la escalinata del Museo Rafael Zabaleta.

El día de la suelta, en el que estuvo presente el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, se optó por la opción de la cría campestre o hacking, una técnica originalmente utilizada en cetrería para conseguir que el ejemplar liberado asimile el área de la suelta como su lugar de nacimiento y, por tanto, regrese a ella para asentarse y reproducirse. Quesada se quedó por la zona las primeras semanas pero se ve que la gran envergadura alar del buitre barbado le ha permitido vencer cientos de kilómetros hasta llegar a la Cordillera Cantábrica.

Reintroducción

El Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos, que lleva a cabo la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio se inició con motivo de un proyecto de investigación, finalizado en 1991, realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas en colaboración con la Junta de Andalucía y la Unión Europea tras la desaparición del último Quebrantahuesos en Andalucía en 1986. En él se estudió la viabilidad de reintroducir dicha especie en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, lugar elegido para su ejecución por haber sido el último enclave natural andaluz donde en 1983 nidificó esta rapaz. Desde entonces se acerca a 40 los ejemplares liberado gracias a esta iniciativa.

Todos los quebrantahuesos proceden de la reproducción en cautividad del Programa Europeo de Especies Amenazadas (EEP) del que forma parte el Centro de Cría de Guadalentín, gestionado por la Fundación Gypaetus y creado en diciembre de 1996 en el marco del Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía. Con él se pretende reproducir esta especie en cautividad y formar una reserva genética que asegure la supervivencia de las poblaciones europeas de esta rapaz y el éxito del programa andaluz de reintroducción.

Temas