Ideal

La inserción laboral de discapacitados avanza muy lentamente en la provincia

La inserción laboral de discapacitados avanza muy lentamente en la provincia
  • La contratación a personas con discapacidad crece un 1,5% respecto al primer semestre de 2015, llegando a 2.798, frente a la subida global del 20,3% en Jaén

En la primera mitad de este año las empresas de Jaén han efectuado 2.798 contratos de trabajo a personas con algún grado de discapacidad reconocida. De este modo la inserción laboral de este colectivo mejora, aunque de manera lenta. Han sido sólo 41 contratos más que un año atrás, cuando se realizaron 2.757, el avance es de sólo un 1,5%.

Conviene además señalar que a nivel global la contratación en la provincia ha crecido un 20,34% en el primer semestre respecto al de 2015, por tanto este colectivo ha perdido peso entre los ocupados en la provincia. Entre enero y junio del pasado año se firmaron 187.352 contratos de trabajo en la provincia, y el 1,47% se dirigieron a personas con discapacidad. Un año después Jaén alcanza los 225.454 contratos de trabajo, pero el porcentaje de los que ha firmado este colectivo cae al 1,24%.

En cuanto a la calidad del empleo generado, sólo el 5,15% de los contratos firmados en lo que llevamos de año han sido de carácter indefinido (144) frente a un 94,85% de contratos temporales (2.654). Sólo se han firmado contratos fijos en actividades de servicios (62) y en industria (81), y un único contrato en la construcción. La agricultura sigue prescindiendo de esta fórmula de contratación.

El empleo sigue siendo más accesible para algunos grupos de edad, los menores de 25 años sólo han firmado 100 contratos en lo que llevamos de año. Los que han superado esa edad pero aún no han llegado a los 45 años, han podido acogerse a 1.233 contratos de trabajo hasta junio. Pero los que han logrado más presencia en el mercado laboral jienense son los trabajadores con discapacidad mayores de 45 años, que han registrado 1.465 contratos.

Paro

En junio el paro registrado en Jaén entre los demandantes del colectivo era de 1.426 personas, tras un descenso anual del 5,25%, con 79 inscritos menos. El descenso del paro ha sido sobre todo gracias al sector servicios (74 personas menos), aunque también hay una leve caída en industria y construcción (12 y 13 parados menos respectivamente). Sin embargo sube ligeramente el paro en agricultura (13 personas más) y en el colectivo sin empleo anterior (7 nuevos parados). En definitiva tenemos 875 parados en el sector servicios, otros 106 en industria, 140 en agricultura, 59 en construcción y 246 pertenecen al colectivo sin empleo anterior.

Los parados tienen distintos niveles de formación, sólo 15 de ellos no tienen estudios. Hay 99 que tienen estudios primarios incompletos y otros 107 que sí finalizaron esta etapa educativa. Pero lo que predomina son los demandantes con estudios secundarios, son 1.097 en junio. Además hay 109 parados con discapacidad que poseen estudios postsecundarios.

Sectores

La agricultura ha sido la principal impulsora del empleo en el primer semestre, experimenta un incremento de más del 73% en la cifra de contratos, hasta llegar a 689, la mayoría de ellos firmados en los primeros meses. La demanda de mano de obra en este tipo de actividades ha logrado que este colectivo firme 291 contratos más respecto a los 389 de la primera mitad de 2015.

Por otra parte el sector servicios ha sufrido un fuerte descenso de la oferta de empleo para este tipo de trabajadores. Aunque sigue siendo el sector que más contrata, con 1.220 firmas hasta junio, pierde 259 contratos de trabajo respecto al año anterior, la variación es del 17,5% en comparación con los 1.479 que se alcanzaron en los mismos meses del año pasado.

La industria sí registra unos buenos índices de contratación de personas con discapacidad, las principales empresas de la provincia cumplen los cupos marcados por la legislación y ofrecen empleo a cada vez más personas con discapacidad reconocida. De este modo han generado 802 contratos de trabajo entre enero y junio, 42 más que en el pasado ejercicio, el avance es del 5,53% desde los 760 firmados en aquellas fechas.

Por último la construcción muestra una evolución negativa en las oportunidades laborales que ofrece a este colectivo, al igual que lo hace en términos generales. Sólo han generado 87 empleos, son 33 menos que en 2015, cuando firmaron 120 contratos (-27,5%).