Ideal

Espeluy asegura que ha recuperado "la normalidad financiera"

  • La alcaldesa de Espeluy, Manuela Cobo (PSOE), se ha mostrado satisfecha por haber sacado adelante las cuentas generales de tres ejercicios consecutivos

El Ayuntamiento de Espeluy (Jaén) ha asegurado haber recuperado "la normalidad financiera" con la aprobación de las cuentas generales de los tres años anteriores y el presupuesto de 2016

Así se ha informado desde el Ayuntamiento a través de un comunicado en el que se afirma que "la paralización de los expedientes de las cuentas de 2012, 2013 y 2014 había provocado la retención por parte del Estado de la PIE".

La alcaldesa de Espeluy, Manuela Cobo (PSOE), se ha mostrado satisfecha por haber sacado adelante las cuentas generales de tres ejercicios consecutivos y haber conseguido la aprobación en los primeros meses de año de un presupuesto "muy austero, condicionado por la devolución de subvenciones, pero que permite gestionar los recursos con los que disponemos en esta casa para los próximos años".

En cuanto a las cuentas generales, la aprobación en el pleno de las cuentas de los tres años anteriores, supone "garantizar que el Estado no vuelva a retenernos lo que le corresponde a este Ayuntamiento de la Participación en los Ingresos del Estado (PIE) como ya había ocurrido con anterioridad y que estaba a punto de volvernos a ocurrir".

Además, esa aprobación "nos permite tener una imagen real de la situación de las arcas municipales, de cómo estamos de cara a otras administraciones o de cara a las entidades financieras", ha indicado Cobo.

En cuanto al presupuesto aprobado, las cuentas ascienden a 785.000 euros, "una cifra muy austera porque hemos querido hacer unas cuentas que nos sirvan de base, sobre las que habrá que hacer muchas modificaciones a lo largo del año en función de las necesidades y de los ingresos con los que vayamos contando".

Para la primera edil, "tener unos presupuestos en los primeros meses del año es algo que no había podido ocurrir desde mucho tiempo en este consistorio por el tapón que sufríamos, así que podemos decir que este Ayuntamiento empieza este 2016 a cobrar la normalidad en su funcionamiento".

Las cuentas de este ejercicio, condicionadas por la obligación de tener que devolver subvenciones a diferentes administraciones a un ritmo de unos 70.000 euros anuales, destinará a inversiones una mínima cantidad porque "sólo hemos incluido aquello con lo que contamos con total seguridad y que nos va a permitir afrontar las actuaciones más urgentes que tienen las infraestructuras de nuestro pueblo".