Ideal

Los mercadillos de navidad más bonitos de Europa

Fachada del Vista de la decoración y el mercadillo navideño en la Plaza Carlos (Karlsplatz) de Viena
Fachada del Vista de la decoración y el mercadillo navideño en la Plaza Carlos (Karlsplatz) de Viena / efe
  • El viejo continente se tiñe de luz y color para recibir unas fiestas navideñas llenas de ilusión, especialmente para los niños

La Navidad es una de las épocas del año más celebradas por los europeos, especialmente por los niños que esperan sus regalos con entusiasmo. Las ciudades se llenan de luces y tiñen de color creando atmósferas únicas. Los más afortunados disfrutan estos días en familia alrededor de la mesa donde nunca falta un buen banquete, otros prefieren aprovechar para viajar y conocer otras culturas y otras maneras de vivir la Navidad.

Los mercadillos de Navidad plagan, en estas fechas, las plazas más importantes de las ciudades Europeas. Motivos navideños, figuritas artesanales y productos gourmet se mezclan con puestos de bebida y comida instalados en casetas de madera, que aportan un aire tradicional y acogedor. Los países del centro y norte de Europa son los reyes de estos mercadillos, a continuación te presentamos algunos de los mejores.

Núremberg, Alemania es la cuna de los mercados de Navidad, desde allí la tradición se fue extendiendo y los países vecinos adoptaron el formato. El de Núremberg lleva celebrándose desde 1628, siendo el más antiguo. Sus vecinos lo esperan con entusiasmo y orgullo al ser uno de los más bonitos y populares del país. Decenas de casetas que se integran a la perfección con el ambiente medieval que allí se respira, calles empedradas y muros con siglos de historia. Allí se pueden degustar todo tipo de productos locales, sus típicas galletas y cómo no, salchichas alemanas y Glüwein, vino caliente alemán muy consumido en épocas de frío.

Viena, es otra de las ciudades europeas que más cuida sus mercados de Navidad. En la capital austriaca casi todas las plazas se llenan de casetas de madera, el núcleo más importante se agrupa en torno a la plaza del Ayuntamiento. El ambiente enamora a todo turista que hasta allí se acerca, transportándolos a lo que parece ser un cuento de hadas. Los productos artesanales tanto decorativos como alimentarios son la estrella en este lugar, un sitio repleto de luces y cuidado al mínimo detalle para ofrecer a los vieneses unas fiestas espectaculares.

Tallín, una ciudad de cuento que en Navidad es aún más espectacular, la nieve que tiñe de blanco sus callejuelas empedradas y el mercado navideño tienen gran parte de culpa. La capital de Estonia es una de las más bonitas de Europa y alberga el árbol de Navidad más antiguo del mundo. La plaza de Ayuntamiento recibe cada año más de 50 puestos en un entorno puramente medieval. De nuevo destacan los productos artesanales, desde artesanía de cristal hasta vino caliente, pasando por alimentos pensados para entrar en calor.

Manchester, la ciudad del norte de Inglaterra, se caracteriza por acoger cada año uno de los mercados navideños más bonitos de este país. Decenas de casetas de madera que se agolpan en torno a la plaza de Albert Square, presidida por un Papa Noel iluminado y de grandes dimensiones situado en la fachada del Ayuntamiento. Figuritas de madera y todo tipo de artesanía se venden entre puestos de salchichas alemanas, vino caliente, comida francesa de origen pirenaica y algún que otro puesto de comida española. Los dulces no pueden faltar, destacan las creps y los gofres.