Unos verdaderos 'campeones' de la vida

Representantes de Ainper, autoridades provinciales y locales y algunos de los vecinos que asistieron al pase especial de la película./ENRIQUE
Representantes de Ainper, autoridades provinciales y locales y algunos de los vecinos que asistieron al pase especial de la película. / ENRIQUE

Usuarios de asociaciones de personas discapacitadas de la provincia asistieron a un pase especial de la película de Javier Fesser

JÉSSICA SOTOLINARES

En pleno siglo XXI somos la sociedad se enarbola la bandera de las últimas tecnologías y las investigaciones de todo tipo para conseguir una mejor calidad de vida pero, sin embargo, aún quedan muchos pasos que dar para derrotar la visión que muchos tienen de las personas con capacidades diferentes y no discapacitadas. Primer prejuicio.

Ayer por la tarde, en una de las salas de Bowling Linares, tuvo lugar un pase especial de la nueva película de Javier Fesser titulada 'Campeones'. Fue una actividad organizada por el colectivo Ainper Linares, dentro de la celebración de su 20 aniversario, y que reunió a varios colectivos que trabajan con este tipo de personas en la provincia.

La historia que cuenta es el claro ejemplo de superación de un grupo de personas que tienen algún tipo de capacidad diferente y que forman un equipo de baloncesto. La trama muestra, en buena parte, el día a día del Club Deportivo Ali-Up Bailén, que se desplazaron ayer hasta Linares para ver el film. «Aún no hemos visto esta película pero me parece, por lo que me han contado, que un reflejo del equipo nuestro. Presidir un club así es muy gratificante y un orgullo porque ves cómo van progresando. Al principio no son capaces ni de botar el balón y con el tiempo van mejorando», declaró Juan Carlos Pinilla, presidente de la entidad deportiva.

En la actualidad, son campeones de Andalucía por cuarto año consecutivo y el club lo integran 30 deportistas con discapacidad intelectual, la mayoría de ellos de Bailén.

«El deporte es muy bueno para todo el mundo, pero para estas personas mucho más porque tú les vas inculcando esos valores de deportividad y compañerismo y hacemos una labor de integración en la sociedad», añadió el presidente.

Los espectadores fueron completando todas las butacas de la sala y disfrutaron de una película que visibiliza a este sector de la población. «Ha sido un motivo de visualizar, de estar a gusto con lo que hacemos y que la gente, incluso, nos vea ya que es una proyección al exterior porque nosotros ya conocemos estos temas y los vivimos», subrayó Capilla Ruiz, delegada provincial de Plena Inclusión de Andalucía.

Para Ruiz, la mayor enseñanza de esta película es demostrar que «ellos nos aportan muchas cosas», indicó.

Otro de los colectivos que acudió fue Apromsi. Entre profesionales, usuarios y padres vieron la película unas 50 personas de esta asociación. La proyección de 'Campeones' fue una excusa para volver a reencontrarse con otros colectivos con los que mantienen una buena relación a nivel provincial, tal y como explicó Carmen Galván, de la junta directiva de Apromsi en Linares. «En realidad nos conocemos todos y siempre estamos muy en relación. Unos tienen unos servicios; y otros colectivos, otros diferentes. No somos asociaciones cerradas sino que nos integramos entre todas y luchamos por lo mismo para, según la capacidad de cada persona, darle su mejor sitio», declaró.

Inclusión

Desde el colectivo Plena Inclusión de Andalucía reconocieron que es muy «difícil» lograr la inclusión de las personas con discapacidades diferentes en la sociedad y son conscientes de que tienen que trabajar con ello, pero son optimistas. «La esperanza de vida de ellos es más amplia que antes y hay gente que llega a los 60 años y más. De hecho, hay gente que trabaja en nuestros talleres, que sigue aumentando su capacidad día a día y hay muchos profesionales detrás de cada asociación y centro. Las instituciones en sí, como son la Delegación y la Consejería Igualdad, también trabajan por y para las personas con discapacidad», aseveró Capilla Ruiz.

Por esta inclusión y porque su hija Lucía (12 años) tenga un futuro más halagüeño también se deja la piel Francisco Moya, vinculado a Ainper. «Ella va creciendo con mucha alegría y muy feliz, que es lo más importante. Vamos viendo que poco a poco se va avanzando, tanto laboralmente como a nivel institucional. Se están consiguiendo muchas cosas que les pueden abrir puertas a las personas con discapacidad. Queremos que esto no sea un punto negativo para nadie y lo vamos consiguiendo», apuntó Moya. De las palabras de todos se desprende esperanza en el futuro, que fue precisamente el mensaje de la película.

Temas

Linares

Fotos

Vídeos