Algunos vendedores del mercado retoman la actividad por la zona

El famoso puesto de Paquito Tolico ahora se encuentra en un local en la calle Baños. /ENRIQUE
El famoso puesto de Paquito Tolico ahora se encuentra en un local en la calle Baños. / ENRIQUE

De forma provisional y hasta que se puedan trasladar al de frutas, algunos de ellos han alquilado locales en las calle Baños y Serrallo

JÉSSICA SOTOLINARES

La vida sigue. Eso es lo que deben pensar muchos de los vendedores que tenían su puesto en el Mercado de Abastos de Santiago y que, el pasado 11 de marzo, se vino abajo por las fuertes rachas de vientos ocasionadas por el paso del temporal 'Félix' en Linares.

El Ayuntamiento de Linares, teniendo en cuenta su opinión, les ofrecerá un nuevo emplazamiento para que puedan seguir vendiendo sus productos en el antiguo mercado de frutas y verduras pero, mientras que se ejecutan las obras de la primera fase, hay quien ya se ha buscado la vida en otros locales comerciales cercanos a su antigua ubicación. Uno de ellos es el famoso puesto de frutas y verduras 'Paquito Tolico', del que dependen tres familias, que se encuentra ahora en un local en la calle Baños. «Estamos aquí de forma provisional mientras hacen el otro mercado e intentando ganarnos la vida. Hemos buscado un sitio lo más rápido posible porque no podemos estar dos meses y medio o tres sin ningún tipo de ingreso», comentó Soraya de Haro, una de las responsables del puesto.

Agradeció, igualmente, la ayuda prestada por el propietario del local desde donde pueden seguir vendiendo productos frescos cada día. «Rodri nos ha facilitado el local, nos ha dado todo tipo de facilidades para poder instalarnos y queremos agradecerle lo bien que se ha portado con nosotros. También queremos agradecer a toda la gente de Linares, sobre todo a los clientes, que nos están apoyando mucho y se están volcando viendo la situación, eso anima mucho después de las dos semanas que llevamos atrás», apuntó De Haro. La vendedora espera poder trasladarse en un corto periodo de tiempo. «Queremos que sea lo más rápido posible y que no nos olvide porque había 17 puestos pero de algunos de ellos dependen más de una familia», comentó De Haro.

Se prevé que en un plazo de tres meses termine la primera fase del mercado de frutas

Otro de los comerciantes que también se encuentra en la calle Baños, número 42, es Pedro Ridao. «Para mí era la única viabilidad de futuro. Si yo tengo que cerrar tres meses hasta que terminen las obras, supuestamente y en el mejor de los casos, creo que abro y ya no iría bien el negocio porque perdería clientela», sostuvo Ridao.

Él también sigue manteniendo a gran parte de su clientela en su nueva localización, por lo que está contento con la decisión adoptada. En la misma calle, también se encuentran ahora otro antiguo puesto de fruta, uno de dulces y otro de encurtidos. Se sumará otro puesto de pescado que estará en la calle Serrallo. Ya se han mantenido tres reuniones para hablar de la distribución de los puestos en el antiguo mercado de frutas y verduras y que pasará a ser su emplazamiento definitivo.

Temas

Linares

Fotos

Vídeos