La valla levantada en la Estación de Madrid solo modifica su acceso

Este solar municipal es muy utilizado por los vecinos para estacionar sus coches por el centro./ENRIQUE
Este solar municipal es muy utilizado por los vecinos para estacionar sus coches por el centro. / ENRIQUE

Esta señalización impide el paso desde el Paseo al descampado del antiguo recinto ferial, pero sí se puede acceder a él por Eriazos de la Virgen

JÉSSICA SOTOLINARES

Encontrar en estos días un aparcamiento libre, especialmente en horario comercial, es difícil por el centro de la ciudad por la venida de visitantes y son muchos los vecinos que encuentran en el antiguo recinto ferial un espacio céntrico donde dejar sus vehículos.

Su cierre al tráfico por la entrada que tiene por el Paseo de Linarejos ha generado en los últimos días una polémica entre los vecinos, sobre todo, a través de las redes sociales.

Para aclarar este asunto, el concejal de Obras y Servicios, Joaquín Robles, dio a conocer el informe emitido por el técnico municipal de Servicios que ha motivado la instalación de una valla que impide su acceso por ahí. En él, se manifiesta los «problemas continuos» que genera la entrada y salida de vehículos a la Estación de Madrid a la calzada y al acerado del Paseo de Linarejos y, en concreto, a la altura del edificio municipal de la Estación de Madrid. Entre los problemas que detalla se encuentran el arrastre de arena a la calzada y acerado al Paseo.

Con esta medida se persigue que no se arrastre suciedad al Paseo de Linarejos

«Diariamente se saca de ahí más de un contenedor de arena y eso provoca polvo en suspensión lo que es perjudicial para aquellas personas que sufren alergia. También hay una imagen de suciedad en la vía pública y vertidos de arena que son peligrosos a la red de alcantarillado en los trabajos que realiza periódicamente la empresa Urbaser», sostuvo Robles.

La suciedad cobra un mayor protagonismo los días de lluvia con el arrastre de barro desde este solar municipal a la vía que rodea al Paseo de Linarejos. El concejal de Obras y de Servicios recalcó que este solar no está concebido como un aparcamiento público ni se rige por la normativa que regula estos espacios, sino que se permite el estacionamiento de vehículos al ser un solar municipal en el que ahora mismo no hay actividad alguna.

«Aunque no compete a esta Concejalía se valora lo que ocasiona al tráfico que, de alguna manera, la Policía Local ha corroborado y que ha dado el visto bueno a evitar la entrada y salida de vehículos por esta zona del Paseo de Linarejos», apuntó Robles. Para el edil, con el cierre al tráfico rodado allí también se vela por la seguridad de los viandantes ya que hay un paso de peatones a esa altura que muchos vehículos no respetan priorizando su incorporación a la calzada.

Nuevo acceso

Conscientes de que este solar es muy utilizado en estos días por los linarenses y vecinos que vienen de otros municipios a hacer sus compras navideñas o simplemente a disfrutar de la ciudad, en el informe se propone que se busquen otras opciones para la entrada y salida al mismo. «Esto se ha hecho para evitar todos estos problemas y para evitar la suciedad y el arrastre de tierra y barro que se produce a la red general de alcantarillado. La entrada y salida se hará por la calle Eriazos de la Virgen y está debidamente señalizado con carteles informativos y señalización vertical», añadió Robles.

Por último, desmintió las informaciones vertidas por vecinos que señalaban a que existía un complot entre los aparcamientos públicos de Linares y el Ayuntamiento con el cierre de este solar por el Paseo de Linarejos para que los conductores tuviesen que estacionar sus coches allí, puesto que el acceso sigue siendo libre pero ya por otra calle.

Temas

Linares

Fotos

Vídeos