Redoblan la vigilancia policial en Linares-Baeza para garantizar la paz

Redoblan la vigilancia policial en Linares-Baeza para garantizar la paz

El director general de la Policía, Germán López, mantuvo ayer un encuentro con los agentes heridos el fin de semana en la ELA

JÉSSICA SOTOLINARES

Ejercer la labor policial puede suponer en determinadas ocasiones riesgos importantes para los agentes que la ejercen, y el ejemplo más reciente en la Comisaría de Linares fueron las agresiones que sufrieron varios policías el pasado fin de semana durante una ronda de vigilancia en la Estación Linares-Baeza. Todos ellos se recuperan de sus heridas y ayer recibieron la visita del director general de la Policía en las dependencias policiales de la ciudad. Germán López Iglesias, estuvo acompañado, entre otros, por el inspector jefe de la Policía Nacional de Linares, José Berrocal; y por la subdelegada del Gobierno en Jaén, Francisca Molina.

«El director general de la Policía les ha trasmitido un mensaje de apoyo y, evidentemente, de ánimo. Ha venido directamente desde Madrid para expresarles su agradecimiento por la labor que se está haciendo sobre todo en Linares, que ya saben ustedes que hay unas zonas que son muy sensibles y que dentro del ordenamiento constitucional nos manda y nos dice que tenemos que proteger tanto a la seguridad ciudadana y a los ciudadanos. En ese punto sensible, lógicamente, la noche de los hechos lo que se pretendía precisamente era garantizar la paz y la seguridad de los vecinos que viven tranquilamente en esa zona», declaró Diego Moya, portavoz de la Comisaría Provincial de Jaén. El director general de la Policía declinó hacer declaraciones a la prensa.

Refuerzo policial

Germán López les dio a conocer en la reunión las medidas que ya se han tomado desde hace un par de días en la Estación Linares-Baeza. En un primer momento, hubo un refuerzo de la UPR, y ayer se incorporaron dos subgrupos de la UIP, «se va a prolongar en el tiempo, precisamente para salvaguardar y velar por la paz de los ciudadanos», añadió Moya.

En su encuentro con los policías heridos, se interesó por su estado de salud. «Hay un policía que tiene una pérdida de visión parcial en el ojo derecho, hay otro que tiene una fractura de clavícula y otro que tiene una rotura de gemelo. Prácticamente fueron tres los que sufrieron las heridas más importantes, al margen de las contusiones y golpes que recibieron entre diez o doce agentes, al igual que los compañeros de la Guardia Civil con el suceso que pasó en el Hospital (San Agustín) y de la Policía Local. Diego Moya agradeció la colaboración de la Guardia Civil y de la Policía Local en esta intervención.

Aprovechando la visita del director general de la Policía, un grupo de agentes asociados a Jusapol se concentraron a las puertas de la Comisaría de Linares para manifestar su oposición al convenio firmado por el Ministerio del Interior y los sindicatos para la equiparación salarial de estos cuerpos de seguridad.

Fotos

Vídeos