«Lo que está pasando es un regalo»

Su concierto en Linares comenzará a las ocho en el Cervantes./ENRIQUE
Su concierto en Linares comenzará a las ocho en el Cervantes. / ENRIQUE

Esta tarde presentará las canciones de su último disco, además de otros temas de sus dos anteriores trabajos en el Teatro Cervantes Rozalén Cantautora

J. SOTOLINARES

La cantanta albaceteña Rozalén ofrecerá esta tarde un concierto en Linares dentro de su gira 'Cuando el río suena...', enmarcado en la programación del FIMAE 2018. Será su presentación en la ciudad minera donde ha levantado gran expectación y cuyos seguidores, a buen seguro, llenarán el Cervantes a partir de las ocho de la tarde.

-¿Qué verá el público que vaya a verla al Teatro Cervantes?

-Es un concierto en formato básico, es decir, que es más acústico y es tá como adaptado a sitios más pequeños y a teatros. Es el mismo repertorio pero con menos instrumentos, algo como más 'desnudo' y como más en el salón de casa. Es un concierto inclusivo ya que está todo traducido a la lengua de signos. Pasaremos por todas las canciones del tercer disco y también por los dos anteriores.

-¿Varía el espectáculo que usted presenta el hecho de presentarlo en un espacio cerrado y que le permite estar mucho más próxima al público como es en un teatro?

-Sí, porque hay más contacto con la gente, se ven más las caras y es más cercano todo. Hay gente que lo prefiere y yo estoy más acostumbrada a estos lugares, pero intentamos que todos los conciertos sean especiales. En los teatros nunca queremos dejar de tocar porque son especiales solo por el hecho de hacerlos allí.

-¿Por qué decidió incorporar una intérprete de lengua de signos?

-Porque es mucho más fácil de lo que pensamos derribar barreras y colocando a una maravillosa intérprete de lengua de signos a mi lado, así hemos conseguido que absolutamente todo el mundo que quiera pueda venir a escucharnos y es lo que se intenta buscar: normalizar y que nadie señale a nadie por las diferentes capacidades que todos tenemos.

-Podemos decir que con su tercer disco ha dado un salto en su carrera. ¿Le da la sensación que canciones como 'La puerta violeta' o 'Girasoles' han contribuido a ello y que la gente las ha convertido en himnos sin usted proponérselo?

-Sí, a mí me ha sorprendido todo lo del tercer disco. Ni de broma yo pensaba que iba a pasar lo que ha pasado con canciones como 'La puerta violeta', 'Girasoles' o 'Justo' que hay gente que la usa y la verdad es lo que más me llena. Al final, yo las canciones las hago porque a mí me sirven y porque yo canto sobre lo que vivo. Lo que le sirve a uno al final nos sirve a todos. Todo lo que está pasando está siendo mucho más que una sorpresa, está siendo un regalo.

-Gracias a Internet y, sobre todo, a las redes sociales, los cantantes están llegando mucho más a la ciudadanía y, en algunos casos, se convierten en líderes de opinión. ¿Siente usted esa responsabilidad a la hora de escribir un 'tweet' o de hablar de un tema en concreto?

-Cuantos más seguidores tienes, pues más pareces que influyes, por eso te llaman 'influencer', tiene su parte de verdad y más responsabilidad sientes. Antes era mucho más libre a la hora de escribir y ahora le doy mil vueltas a todo para dar una opinión. Intento estar mucho más informada, ser mucho más cuidadosa con lo que digo para intentar no molestar a nadie aunque eso sea imposible. Si puedes usar tus herramientas para hacer llegar una información, siempre que sea para bien, hay que usarlas. A mí me gustan los artistas comprometidos.

Fotos

Vídeos