«Objetivamente hay menos infracciones»

Jesús Cobo en su despacho en la Comisaría de Linares. :: enrique

Durante la entrevista con IDEAL repasa su trayectoria en la ciudad en la que ha conseguido que haya más seguridad Jesús Cobo Inspector jefe de la Policía Nacional de Linares

JÉSSICA SOTOLINARES

Tras seis años y medio dirigiendo la Comisaría de la Policía Nacional de Linares, Jesús Cobo hará las maletas en breve para encarar su nuevo destino profesional: Lima. Se trasladará al país peruano para trabajar en la embajada de España. Pone punto y final así a una etapa en la ciudad minera de la que se lleva muy buenos recuerdos y en donde ha conseguido, junto a su equipo, que desciendan los índices de criminalidad.

-¿Qué sentimientos le rondan por la cabeza cuando tiene que abandonar Linares y afrontar un nuevo reto profesional?

-Es una mezcla de todo: tristeza, nerviosimo, alegría... Siempre que tienes que cambiar de destino, yo siempre he trabajado desde la misma forma, quizás durante un tiempo te involucras y llegas con ese corazón un poco acongojado. Llegas allí, te integras, empiezas a trabajar y ya vuelve otra vez la ilusión. Esto son ciclos y uno tiene que saber cortar. Obviamente me voy algo triste porque esto es una gran familia y echaré de menos a mi familia.

-¿Qué balance hace de su gestión en la Comisaría de Linares?

-Cuando yo vine a finales de 2012, había 2.500 infracciones penales; y al final del año pasado había 1.700. Si objetivamente las infracciones han bajado, se entiende que hay menos delincuencia en la calle. Objetivamente se cometen menos infracciones, hay menos delincuentes en la calle, hay muchos en prisión y eso quiere decir que hemos hecho los deberes y la justicia está siendo eficaz, pero la seguridad total no existe.

-La lucha contra el tráfico de drogas en la ciudad ha sido su caballo de batalla, ¿no es así?

-Yo me dí cuenta de que era un problema que había que atajarlo porque la mayor parte de las situaciones que se denunciaban estaban relacionadas directa o indirectamente con el consumo de drogas. La gente que es adicta a estas sustancias, que están como indigentes y que no tienen trabajo ni medios económicos, tienen que robar en coches, a las mujeres en el mercadillo, en las casas... Por eso, dije: vamos a atacar en los puntos donde esta gente se provee de la droga. Yo creo que si tú erradicas el lugar donde con toda impunidad y libertad entran y salen, consumen juntos en la esquina, al final desciende esta cifra.

-Uno de los objetivos que perseguía también es dar a conocer la labor policial a la ciudadanía. ¿Cree que lo ha conseguido?

-Gracias a vosotros (medios de comunicación). Creo que ahí vuestra función ha sido importantísima y creo que estamos más próximos, que hacemos las jornadas de puertas abiertas todos los años y no todas las comisarías tienen un museo y el nuestro ha sido visitado por todos los niños y muchos adultos. Tenemos herramientas para mostrar a la ciudadanía que somos seres humanos y que somos un servicio público que trabaja por y para garantizar la seguridad del ciudadano.

-¿Qué consejos le dará a su sucesor en el cargo?

-Lo que hacemos todos cuando llegamos, que es observar, valorar lo que hay y hacer cambios a mejor. Se avecinan tiempos difíciles porque cada día estamos menos funcionarios. Estos años en los que no se ha convocado vacantes por razones de economía, los vamos a sufrir ahora.

Fotos

Vídeos