Linares: Unidad y dolor al ver a Jesús en la cruz

Nuestra Señora de la Consolación./ENRIQUE
Nuestra Señora de la Consolación. / ENRIQUE

La hermandad de los Estudiantes mostró el trágico final de la pasión de Jesucristo por la ciudad Este año, la ceremonia estudiantil corrió a cargo del colegio Virgen de Linarejos en la calle Santa María Rosa Molas

ALMUDENA GARRIDOLINARES

La tarde del Miércoles Santo en Linares es para la hermandad y cofradía de Nazarenos de las Siete Palabras, Santísimo Cristo de la Buena Muerte, Nuestra Señora de la Consolación y Santa María Magdalena, más conocida como 'Los Estudiantes'. El barrio de San José recibió la salida de esta cofradía con gran entusiasmo y cariño esperando el tradicional acto estudiantil a la salida de la misma.

Antes de producirse tal evento, dentro del enclave desde donde salía la cofradía, los hermanos y hermanas se preparaban para una estación de penitencia más rezando junto a sus titulares. Justo al salir el paso del Cristo de la Buena Muerte, desde la Cofradía se realizó una emotiva ceremonia estudiantil en la que un miembro de la Junta de Gobierno invitó a un representante estudiantil a que recitase un discurso. Este año le ha tocado el turno al Colegio Virgen de Linarejos que dedicó unas sentidas palabras a una de las imágenes del Miércoles Santo linarense.

Tras el mismo, ambos firmaron en un libro que se colocó a los pies del Cristo junto a una rosa, símbolo de su sangre. La calle Santa María Rosa Molas, se 'hizo' más pequeña aún por la cantidad de fieles que se congregaron en esta vía para presenciar este acto característico de la hermandad de los Estudiantes y también los primeros pasos de su cortejo procesional. Poco después, se reanudó la estación de penitencia dejando momentos para el recuerdo como su paso por carrera oficial.

Con el Vía Crucis de la Juventud se terminó un gran Miércoles Santo y se recibió al Jueves

La tarde estudiantil se desarrolló sin incidentes reseñables y volvió al barrio obrero de San José y, en concreto, a su sede canónica. Finalmente no se llevó a cabo el saludo al Santísimo Cristo de la parroquia de San Francisco para no interrumpir la eucaristía prevista para esa hora. Con el Vía Crucis de la Juventud se cerró el Miércoles Santo. Desde San Agustín salió el sencillo pero impresionante cortejo procesional y se fueron leyendo por megafonía las estaciones del Vía Crucis.

Temas

Linares

Fotos

Vídeos