El día después del derrumbe

Tareas de desescombro ayer en el edificio. :: enrique
/
Tareas de desescombro ayer en el edificio. :: enrique

Los informes técnicos determinarán si el Mercado de Santiago de Linares es susceptible de recuperarse

JÉSSICA SOTO LINARES

El día después del derrumbe del Mercado de Abastos de Santiago seguía sobrecogiendo su imagen reducida a escombros.

Un espacio y una zona llena de vida comercial en la ciudad que ayer se encontraba delimitada por vallas de seguridad. El ruido propio del tránsito de vecinos que allí realizaban sus compras, se sustituyó ayer por el de las máquinas y trabajadores de la empresa de Córdoba que se afanaban por quitar los cascotes y la techumbre que se desvaneció y que fue el precio que pagó la ciudad con el paso del temporal 'Félix', un día antes. La única buena noticia es que no hubo que lamentar daños personales, más allá de un herido leve, porque de haberse registrado otro día podría haber sido una auténtica tragedia en la ciudad.

Ayer, el consejero de Fomento, Felipe López, visitó el mercado de abastos y explicó las dos líneas en las que va a trabajar la Junta de Andalucía, en coordinación con el Ayuntamiento de Linares y de la Diputación Provincial de Jaén para restablecer la normalidad. «Hemos estado hablando para ver una línea de apoyo económico-financiero al Ayuntamiento que le permita abordar ese traslado de la actividad económica de los comerciantes. La Junta tiene la posibilidad de trasladar hasta 120.000 euros de forma rápida al Ayuntamiento y por anticipado, y junto a otros 200.000 euros que la Diputación de Jaén transfiere, más lo que el propio Ayuntamiento tenga y pueda disponer, desde luego el propio edificio, pueda permitir habilitar un lugar para que de forma rápida los comerciantes puedan tener su actividad. Esa es la parte más urgente y más importante», comentó López.

Mercado de frutas

Tras las conversaciones mantenidas con los comerciantes, todo apunta a que será el antiguo mercado de frutas y verduras, que lleva cerrado desde finales de 2014, el que vuelva a albergar esta actividad. Y es que los 17 vendedores que tenían sus puestos en el Mercado de Santiago se decantan por seguir en un lugar céntrico y próximo al que hasta ahora tenían sus puestos.

Además de esta línea de financiación, López adelantó que «los propios servicios de la Junta de Andalucía pueden hacer de oficina para una línea de ayudas para enseres y daños personales que hayan podido tener las familias y con una Orden del Ministerio puedan utilizarla para recuperar algo de lo que ha representado las pérdidas que han tenido por los productos que tenían», declaró López.

De otro lado, Felipe López trasladó al alcalde de Linares, Juan Fernández, la posibilidad de financiar una obra de consolidación del edificio a través de las Consejerías de Fomento y Vivienda y de Cultura, y a través del programa de recuperación de edificios arquitectónicos en Andalucía si el edificio es susceptible de recuperarse, «como paso primero para hacer un proyecto integral de restauración y recuperación del edificio», indicó López.

Reacciones

Los grupos de la oposición también dieron su valoración sobre lo ocurrido. La portavoz del Partido Popular, Ángeles Isac, expresó la preocupación de su grupo por la «situación en la que han quedado casi 20 familias de esta ciudad que ven interrumpida su actividad laboral», dijo Isac, quien añadió, «por desgracia, el Partido Popular en los últimos meses ha denunciado públicamente, a través de mociones, de ruedas de prensa la situación en la que se encontraba el mercado de abastos y hay que ponerse a trabajar porque no podemos permitir que Linares se siga derrumbando», señaló Isac.

Por su parte, la portavoz de Izquierda Unida, Selina Robles, expresó la «solidaridad» de su grupo con los comerciantes del mercado y pidió celeridad en el proyecto para que los comerciantes puedan tener una ubicación. «Lo que queremos manifestar es que se tomen las medidas y las obras se hagan cuanto antes y los recursos económicos se pongan a disposición de este proyecto», apostilló Robles.

Coincidió el portavoz de Ciudadanos, Salvador Hervás, que insistió en que el trabajo del Ayuntamiento debe encaminarse ahora en facilitar las cosas a los comerciantes, «eso es lo más urgente y prioritario», dijo Hervás. Por último, Cilus pidió que se depuren responsabilidades «por el estado de abandono del edificio», subrayaron en una nota.

Fotos

Vídeos